20 de septiembre de 2007

Sombras de un pasado...

Y es allí, en esa casa ya abandonada de un pueblo de la provincia de Guadalajara, donde aún seguía la carta que nunca llegó a su destino, quizá por un capricho del tiempo o quizá porque su autor no quiso enviarla ni finalizarla. Puede que nunca pensase hacerlo...
Y continuaban, en lo que parecía haber sido un hogar, los muebles, la ropa, los utensilios de cocina, los libros...
Todos menos ellos.

3 comentarios:

El mendigo dijo...

Jodeeeer

Jodeeeeeeer

Como me pones los dientes largooos.

GRBKJYKJDGJVXVKSD

Hace ya tanto tiempo, que la casa se debe haber venido abajo. Jo!

:(

Me están entrando unas ganas de coger carretera y manta dirección a la Sierra Pobre...

m dijo...

Me ha gustado. Cómo sigue?

Lo has escrito tú?

Campurriana dijo...

Pues en un momento de inspiración...hasta yo tengo ganas de saber cómo sigue...

:)