3 de octubre de 2007

Un atardecer de lujo...







...y una oportunidad para coger endrinas y preparar un buen licorcito para disfrutar entre amigos...
;)

5 comentarios:

Campurriana dijo...

Bajamos por el camino del pilón, pasando al lado de aquella finca que había destinado hace muchos años mi abuelo a cultivos domésticos, cruzamos el río donde hacíamos esas meriendas que se prolongaban hasta el anochecer cuando éramos niños, y seguimos subiendo hasta la ermita...
Entre mora y mora, y endrina y endrina, disfrutamos de un camino por el que hacía muchísimo tiempo que no paseaba. Se divisaba a lo lejos la iglesia del pueblo, y las vacas nos acompañaban con su mirada mientras vigilaban a sus terneros. Llegamos a aquella llanura, y cruzamos el robledo que la rodeaba, para ver de nuevo la montaña y seguir disfrutando del silencio y ese color sonrosado del atardecer.

Campurriana dijo...

Me hace gracia...sonrosado...
:)

Raíña Loba dijo...

Gracias por compartir fotitos y momentos con el resto de la humanidad ;)

Me gustan los atardeceres, y los amaneceres si es en buena compañía :P

Campurriana dijo...

No son muy buenas porque llevé esa cámara que os presenté y puse el automático (Mendiguiño, prometo estudiar más el arte de la fotografía).
De todas formas, os podéis hacer una idea del paseíto, que esta vez fue muy "light".
La próxima vez subiremos por lo menos a un pico muy alto, muy alto...
:)

Campurriana dijo...

Por cierto, en una de ellas se puede ver el pueblecito, ahí escondido...
:)