19 de marzo de 2008

Semana Santa en Ferrol


Ésta es una fotografía que hice el año pasado en la Semana Santa de Ferrol. Espero poder disfrutar de nuevo de estos días que guardan algo de magia...esa magia de las procesiones con olor a mar, en las que los pasos se mueven al son de las olas...

3 comentarios:

Campurriana dijo...

Y a quién le pueda interesar...

"Noite das Pepitas"

A ver si podemos escuchar este año esa música y esas letras...
Creo que hubo algún tiempo en el que se rondaba toda la noche...

:)

Campurriana dijo...

Vuelvo a poner aquí el artículo que leí el año pasado por estas fechas...

"Pero donde el espectador escéptico llenaría el ojo es en Ferrol. Debido a la pasión por el orden y la organización, según el antropólogo Felipe Senén, o quizás por las influencias gaditanas o cartageneras importadas por la Armada, la Semana Santa departamental cumple todos los estándares. Decenas de cofradías, pasos (aquí tronos) que necesitan un centenar de costaleros para su transporte, el negro azabache de las mantillas y los blancos, azules y dorados de los uniformes marinos.

Incluso una técnica propia y depurada de llevar las andas, como por encima de las olas, y de hacerlas "bailar" o "moquear" (levantarlas a pulso, con los brazos estirados a la vez), un alarde que se realiza en lugares concretos, los más solicitados por el público conocedor.

La Semana Santa ferrolana tiene incluso su anécdota profana. Es, o era costumbre, que los penitentes ferrolanos repartiesen estampitas a los conocidos, a modo de recordatorio. Según recuerda el periodista Juan Barro, a finales de los años 60, un grupo de cofrades del Cristo de los Navegantes procesionaba repartiendo alfileres, seguido de otro grupo que entregaba minchas o caramuxos. Sin relación causa-efecto con ese episodio celebrado por unos y muy criticado por otros, alrededor de la década de los 70 se vivieron tiempos de penuria, en los que incluso hubo que llamar a militares de reemplazo para que hicieran turno de costaleros".

Del reportaje de El País, "El turismo impulsa la Semana Santa en Galicia". 3 de abril de 2007.

Creo que describe muy bien ese otro ritmo de la Semana Santa del norte...

Campurriana dijo...

Y acabo de llegar de Ferrol...y no me ha decepcionado en absoluto esa tradición que no muere, que incluso ha vuelto a renacer con más fuerza por esas calles que siguen recordando los sabores de otros tiempos; con su Cristo de los Navegantes y Nuestra Señora de las Angustias, el Santísimo Cristo de la Misericordia y la Virgen de Dolores, entre otros muchos tronos que se dejan ver al aire libre estos días de Semana Santa. También aparecen los pasos que ilustran pasajes de la biblia y la música de unos tambores que dejan paso a una sobriedad nocturna de homenaje y añoranza...
En breve saldrá el Santo Entierro y la procesión de "Os caladiños"...con ese vínculo a tradiciones que no deberían perderse nunca, con esa unión a nuestros antepasados: un homenaje a ellos, a sus canciones, a su música, a su historia y la nuestra.

El Cristo de los Navegantes, que se dice llegó a Ferrol a través del mar en el siglo XVII, quiso quedarse en estas tierras acompañado de las gentes del mar, haciéndolas protagonistas de la procesión más sencilla y, quizá, una de las más auténticas de la ciudad...

Y es que a veces lo bello no tiene por qué ser lo más adornado...