22 de junio de 2008

El arte de llevar traje



Me gusta esta fotografía. Me recuerda a una conversación reciente del fin de semana...
Hay hombres que parecen haber nacido con uno puesto. Otros, sin embargo, mejor estarían en vaqueros...

¿Qué sientes cuando llevas puesto un traje?


4 comentarios:

JP dijo...

En mi caso es mi uniforme, siento que llevo un uniforme y miro con escepticismo a todos aquellos que te hacen diferente por un uniforme, tanto a aquellos que te hacen de menos, como a quienes te hacen de más. Es un absurdo más de esta sociedad...

Claro, que al tipo de la foto le queda que ni pintado.

Saludos,

JP
Historias de JP

Campurriana dijo...

No soy hombre pero puedo llegar a entender esa sensación desagradable de llevar algo atado al cuello (veáse la corbata) y esa vestimenta dura e incómoda que recuerda constantemente el lugar que debe ocupar uno en ese instante...

Se debe dar una imagen, JP. Imagínate a tus clientes y sus caras si fueses con alpargatas y un bonito bañador de flores...
Nunca se sabe...
:)

Muchas gracias por pasarte por aquí y romper este silencio de mis lectores...

Felices sueños.

Lizanote dijo...

Podríamos verlo como algo cultural...cultura de la apariencia e imagen. Apariencia cuando es por "gusto", imagen cuando es por "obligación profesional/social"...lo que pasa es que no siempre la cultura o la tradición es sana.... Por ejemplo los toros, o como en este caso los disfraces forzados y pretenciosamente representativos de lo que nos diferencia.
En muy poquitas ocasiones me he puesto traje, se cuentan con los dedos de una mano, y menos con corbata... y soy de los que como comentas me quedan mejor los vaqueros....
Nose si seré un poco radical en este tema, pero no me fio de los uniformes.Las apariencias aparecen cuando hay algo que esconder...

Campurriana dijo...

Interesante lo que dices, Liza.

Desgraciadamente, en el mundo de los negocios hay mucho que esconder...