24 de junio de 2008

La noche más larga del año...

Fuente: cousinho

Y entre ribeiro y ribeiro celebramos la noche de San Juan. Aquélla en la que los barrios gallegos saborean el olor de las sardinas, el aroma del ribeiro en cunquiñas, las brasas en las calles, los cachelos, los pimentiños de Padrón....unhos pican e outros non...

Acabo de llegar a casa y dormiré recordando esa ciudad encendida por el fuego de las hogueras de las playas y por los deseos de un año que, se permite, empiece hoy de nuevo...

¿Por qué no?

Feliz noche-día de San Juan a todos...

4 comentarios:

Senior Manager dijo...

Las fiestas paganas adaptadas a la religión católica siempre me han llamado la atención. No sólo por la resistencia del hombre en cuidar sus tradiciones ancestrales, sino también por la insistencia de las religiones en tratar de opacarlas sin van en contra de las propias. Al final es como un empate en donde no hay ganadores ni perdedores o queda vigente eso de "si no puedes contra ellos úneteles"

Kpax dijo...

Casi me puedo imaginar el olor de las sardinas, imaginancion, y como no estos tazos de ribeiro turbio...
saludos

Campurriana dijo...

Ayer estaban riquísimas, Kpax. Especialmente buenas. Quizá fuese por el capricho que tuve durante todo el día...y es que cuando llega San Juan hay que ir a buscarlas donde sea...

Senior, a mí también me llama la atención este comportamiento...todos unidos y viviendo las creencias cada uno a su manera...

Muchas gracias a los dos por vuestra visita.

Lo que quería añadir...es lo triste que es ver amanecer en esas playas que se brindan de noche a ser la alfombra de San Juan y que son maltratadas con toneladas de basura...
Una lástima que la educación se quede en casa...o ya ni allí...

¿Cuesta tanto recoger los restos en bolsas y tirarlos en un contenedor?...

Es así como la imagen de San Juan pierde belleza y razón...
Sin duda.
:(

Campurriana dijo...

Por cierto, Kpax, me encantó tu calificativo del ribeiro... TURBIO...
Se nota que ya has tenido alguna de esas cunquiñas entre tus manos.

Y las sardinas...mejor reposando sobre pan de maíz...dejando esa grasilla que tanto gusta...

:)