14 de julio de 2008

He ido a comer a un restaurante chino...


Está cerca de mi casa y me apetece ir de vez en cuando para degustar algo que no deje a uno atiborrado, por eso de que vivo en Galicia. Me gusta la comida china y la limpieza de ese sitio; me refiero a la limpieza que se puede advertir desde la mesa del cliente, claro. Hay mucha gente que detesta este tipo de alimentos...dicen que sabe todo igual y puede que algo de razón tengan porque las salsas que se emplean son pocas y repetitivas en muchos de los platos. Me han comentado que la comida china a la que estamos acostumbrados si no salimos de España, nada tiene que ver con la de China con mayúsculas. Supongo que allí será otro cantar...

Quizá esta noche llame para que me traigan unos rollitos de primavera y un arroz tres delicias...

Que os aproveche la cena.
:)

P.D. Por cierto, otro día hablaremos de los chinos que nos vienen pisando los talones... Hoy algo más ligerito por aquello de que es lunes.

1 comentario:

Campurriana dijo...

Felices sueños a todos los navegantes que os acerquéis por aquí. Yo seguiré un buen rato despierta, por lo que portaos bien que aquí todo se termina viendo...
:)