20 de septiembre de 2008

Y acabo de tocarla otra vez...








...en otra de mis visitas fugaces a tierra de fuego, de historia, de leyendas, de amores imposibles, de calor y de frío, de girasoles que se despiden del sol agachando sus ojos hacia suelo húmedo, de miradas que la recorren, de tiempo que la envejece, que la embellece aun más...

6 comentarios:

R. A. Riveiro dijo...

Se nota que adoras esa tierra, se ve en tus fotos que intentas mostrar todos los detalles bellos que tiene y que te estas convirtiendo en una de sus mejores embajadoras.
Saludos.

Odel dijo...

Preciosas imagenes tipicas castellanas

Ratzfatz dijo...

Si, la verdad .... perciosas imagenes de Castilla ... ME ENCANTAN. Pero me faltan gente de tu tierra ....
Un abrazo

Feliz fin de Semana ... y salud! ;)

Campurriana dijo...

Tienes razón, Ratzfatz...quizá es algo que quiero transmitir...esa soledad de los campos de Castilla...

De todas formas, también se podría transmitir esa imagen de sus gentes...los mayores con surcos en la cara...los surcos de la experiencia, del aire de la sierra, de la huella de un trabajo duro y de una vida muy diferente a la nuestra...

A ver si logro hacer algún robado.
;)

Raíña Loba dijo...

Me gusta la segunda, la que un camino surca las tierras que me recuerdan a una manta hecha de retales de distintos colores.

La tercera con esa torre al fondo, que no sé si es un palomar o restos de un torreón.

El paseo por esos tejados...

Sigue disfrutando y compartiendo Campu.

Campurriana dijo...

Raiña, ya ves que soy una total aprendiz a vuestro lado. Aun así, me divierte sacar fotografías...jeje

Pues la segunda es una vista desde Urueña, el pueblo de las librerías...

Y la tercera son los restos del castillo de Mota del Marqués, el que se puede ver desde la autovía a Madrid...cerca de Valladolid...¿no te suena?. Sería bonito retratarlo con la iglesia que tiene enfrente, que se observa desde la carretera...
Un pueblo curioso éste. Parece olvidado del mundo a pesar de su situación...y se advierte mucha historia tras sus muros...

Besotes y me alegro de tu vuelta. Ya me contarás.