31 de octubre de 2008

Calabazas

Fuente de la fotografía: Tivisano

Estaba ahora, después de hacer el cambio de ropa verano-invierno del armario, relajándome leyendo y respondiendo mails pendientes, hojeando los suplementos de economía que acompañan dulcemente al periódico del fin de semana, y escuchando la lluvia fresca sobre los cristales de la ventana de mi habitación...

De este suplemento color salmón no hay nada nuevo a la vista para contar. Os comento algunos de los titulares o palabrejas hiladas que aparecen entre sus artículos...

El plan de rescate de la banca anunciado por Zapatero no debe ser una UVI bancaria...

Con mucho esfuerzo, una pareja y, si puede ser, con el aval de papá, los jóvenes con salario en el rango más alto del mileurismo pueden aspirar a hipotecas incluso en tiempos de crisis. Eso sí, con hipotecas a 40 años y un contrato de ésos denominados indefinidos...

Otros debaten sobre el aprendizaje que deja la crisis a su paso; los académicos se ponen a pensar por qué razones ocurren estas cosas y escupen sus teorías por prensa, radio y televisión una y otra vez en estos últimos meses...

Marcas blancas que llenan el carro de la compra, aprender de los fracasos en el terreno laboral, el abrazo al intervencionismo de la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner y esa negra sombra del corralito...

Se discute si merece la pena entrar a formar parte de la Cumbre del G-20; mendicidad de nuestro país en relación con este tema o buena imagen a causa de ese apoyo fraternal de los países amigos...

¿Sirve este Presupuesto para salir de la situación que nos asola?, la botella medio llena de Zapatero por aquéllo de que es Presidente con mayúsculas...

La vigilancia de nuestros potenciales jefes sobre las páginas de internet, con el fin de descubrir la personalidad que se esconde tras los perfiles que vuelan libres como el viento por la red...

La eterna conciliación de la vida laboral con la familiar, y supongo que con la personal de uno mismo consigo mismo...

La interminable campaña electoral que estoy deseando finalice de una santa vez y que huele a Marketing barato y maquillaje caro...

La Justicia y sus vaivenes...y ya no digo nada de los bailes de la misma con la Monarquía...

En la contraportada de uno de los suplementos aparece esta fotografía, que supongo os sonará. Quizá el origen de alguno de nuestros problemillas...

¿Las calabazas?...pues iba a hablar de Halloween en un principio pero pensando en las mismas me he acordado de esta realidad que las merece. Eso sí, sin ojos ni bocas sonrientes...