12 de octubre de 2008

Desnudos ante el blog

Desde que el mundillo de los blogs irrumpió en nuestras casas, uno no deja de preguntarse cuál es el motivo del éxito de estos rincones virtuales que satisfacen a los que escriben, a los que visitan e incluso a los que critican. Entablamos a través de ellos relaciones con gente a la que creemos conocer un poco por lo que escribe o por lo que expresa. De todo lo que se transmite es probable que exista mucha imaginación y mucho adorno, pero lo que está claro es que tras esas palabras y esas imágenes se dejan tocar también muchas realidades; es ahí donde se encuentra la verdadera magia de los blogs.

7 comentarios:

Con un par de Sensores dijo...

Sin lugar a dudas! Comparto tu reflexión y añado que, quizá un imporante ingrediende de ese éxito es que en los blogs somos nosotros sin llegar a serlo, es decir, gozamos de un anonimato permeable, que modelamos en la medida en que nos place. Eso es un vehículo para la transparencia, al fin y al cabo. Pero para una transparencia que a la vez nos protege de invasiones indeseadas que, por desgracia, se dan con frecuencia en el mundo de las caras descubiertas.

Besos!

Campurriana dijo...

Interesante aportación para un tema que daría mucho que hablar.

Felices sueños a todos.

Con un par de Sensores dijo...

Sí que daría que hablar, si.. y ¿qué mejor sitio que un blog para hacerlo? Bueno, se me ocurren muchos donde principalmente confluyen vino o cerveza :-) Besos!

Campurriana dijo...

Jajajaja, pues de momento no hay sitios que permitan saborear una buena copita de vino a través de la red pero la imaginación puede llegar muy lejos...

A mí, personalmente, me encantan los blogs que dejan ver algo del que escribe: su faceta artística, su personalidad, sus opiniones acerca de temas de actualidad, sus pensamientos sobre lo cotidiano...

He descubierto blogs que realmente aplaudo por la sensibilidad que esconden, incluso aunque a veces aparezca en forma de lengua afilada...

R. A. Riveiro dijo...

Realidad de los sueños y de las ilusiones de cada uno. Yo lo llamaría así; pero en nuestras formas de expresión, mucha realidad.
Un saludo

Campurriana dijo...

Es otra buena forma de definirlos, Riveiro.
Realmente, se trata de una oportunidad de soñar despiertos. Me gusta.
:)

Julio dijo...

Buenas noches, Campurriana

Hace unos días, en el blog de "El duende" (Figuerola-Ferretti),se preguntaba por qué escribía en un blog.

En uno de los párrafos anotó algo que me parece muy exacto en muchos casos. Decía el Duende de la Radio:

"...el placer de escribir, la búsqueda de compañía con afinidades electivas, la terapia de abrir el almario y ventilar desde las impresiones más frívolas a las dudas más profundas, la gimnasia intelectual de practicar la lengua. Aunque hasta ahora no supiera que, además, hacía algo muy sano."

Felices sueños. Guauus y bicos