10 de enero de 2009

Nieve en Santiago de Compostela...

Fotografía de Anxo Iglesias

Estaba cerca de la catedral y, sin embargo, no pude disfrutarla vestida de blanco. Cuando llegué, sólo quedaban los ojos helados de las piedras y las lágrimas que recorrían las frías superficies de la ciudad de la lluvia, que esta vez habían quedado congeladas al verla tan hermosa.
Tras ella, me contaron, multitud de pajes acompañándola, multitud de fotógrafos escondidos tras la luz que regala la nieve, fugaz pasajera de Santiago de Compostela...

10 comentarios:

Campurriana dijo...

Dedicado a Carlitos.
:)

Julio dijo...

Campu,

Me quedo con la nieve en los tejados. Y esas torres que como flechas tratan de agujerear el cielo.

Me traen gratos y recientes recuerdos, aunque sólo duró un día mi estancia en esa ciudad que tiene un encanto especial que enamora.

Boas noites

Mª Gemma dijo...

Santiago de Compostela nevada... no me canso de repetir que adoro esta ciudad... emana antigüedad bien conservada... culturas...me imagino la estampa espectacular...
Un abrazo Campurriana

rosi dijo...

Una foto preciosa!
¿qué tendrá la nieve que nos transmite tan buenas sensaciones?
Nace esa necesidad de compartir que se se vé... Aunque a lo mejor algunos de Barajas no piensan lo mismo...
Besitos Campu

charmante dijo...

Como me encanta Santiago y eso q sólo he estado dos veces de visita y casi de pasada.
Te ha quedado espectacular la foto
Gracias por compartirla
Saludos

José María Díaz dijo...

Este invierno nos deja estampas dificiles de ver en otros momentos, ciudades no acostumbradas a la nieve, más nieve de lo normal y frio mucho frio!!! Lástima que aquí en Málaga la nieve se vea en el frigorífico!

josh dijo...

Aunque digas lo contrario no hay más que ver la escena, tu narración breve pero espesa, para acercarse a tu disfrute.
Gracias por tu enlace, pasaré a visitarte, con bufanda y gorro.

Campurriana dijo...

Muchas gracias a todos por vuestras sensaciones.

Náufrago Y Gemma, sé que os gusta esta ciudad de piedra que ha dejado de llorar para quedarse helada unos días...

Rosi, seguiremos compartiendo momentos blancos, momentos de cuentos de navidad...

Charmante, una ciudad que no es de paso sino de fin de un camino. Aconsejo que regreses con tiempo y que saborees también alguna de sus exposiciones, si éstas no están teñidas de política...
La fotografía es de Anxo Iglesias. Penita no poder acercarme hasta allí estando tan próxima ese día...

José María, el invierno es el invierno y es cierto que tiene que hacer frío...cada clima con su estación y merecíamos todos una bola de nieve... ;)

Josh, regresa con bufanda y gorro porque aquí seguimos con paisajes nevados...Gracias a tí por tu imaginación y tu cotidiana sensibilidad.

JP dijo...

Este año no se salva de la nieve ni el apuntador. Por Cantabria también hemos visto nieve a nivel del mar, y granizo para repartir.

Saludos,

JP

Campurriana dijo...

¡Qué bella tiene que estar vuestra tierra nevada!

Me apetece visitaros cuando el tiempo nos regale una tregua a los conductores. Ya sabes que no pasé de San Vicente...

Besos, JP. Me alegro de verte.