1 de febrero de 2009

Francis Bacon y su arte trágico

Se trata de un pintor que no me apasiona pero produce en mí su obra una sensación desagradable, visceral, cercana por lo cercano de su expresión tan contundente. Se acerca ahora al Museo del Prado y por masoquismo incluso me acercaría a ver sus cuadros. He tenido la oportunidad de encontrarme con alguno salteado entre pinturas ajenas pero esta vez me atrevería a enfrentarme a su obra en las salas de figuras que se desmoronan por momentos, que gritan silenciosamente, que se retuercen por el dolor dibujado.

Museo del Prado
3 de febrero – 19 de abril 2009

2 comentarios:

Paco dijo...

el caso es que es alguien que o te gusta o todo lo contrario...

saludos

campu dijo...

Puede ser, Paco. Hay personas que consiguen que las amen o que las odien profundamente...
Un saludo a tí y a tus cielos tan increíbles.