1 de febrero de 2009

¿Te preocupa envejecer?

Leo en una revista eso de los eternos iconos de la belleza; esa belleza plastificada en papel y en artimañas tecnológicas que pretenden levantar el mercado de los cosméticos y de los establecimientos que venden redistribución de grasas y estiramientos.

No podemos luchar contra el tiempo, no podemos ocultar los años que nos enriquecen. No tiene sentido. Aun así, sigue existiendo esa obsesión por mantenerse liso y parte de la población sigue cayendo en las manos que se frotan por este motivo.

La vida es mucho más sencilla que todo esto. Mucho más complicada también. A mí, si me preocupa el paso del tiempo, es precisamente por la falta del mismo para seguir descubriendo lo que me gusta, para disfrutar lo ya descubierto.

4 comentarios:

Mariluz dijo...

Estoy de acuerdo contigo, más que las arrugas o las canas, que me preocupan lo normal, como a cualquiera, lo peor de que el tiempo pase y se vaya acabando nuestro plazo en la tierra es saber que algún día ya no podremos disfrutar de lo que nos gusta, ver lucir el sol, estar con las personas que queremos, hacer lo que nos gusta.
A veces, me obsesiona el tema; otras veces, prefiero no pensarlo. Hay que disfrutar mientras se puede y pensar el ello lo menos posible.
Abrazos, Campu!!

Campurriana dijo...

Mariluz, efectivamente no debemos preocuparnos de algo que no está en nuestras manos y que no podemos remediar. En nuestras manos sí que está el saber aprovechar el tiempo.

Un saludo a tus tierras y feliz tarde de domingo.

JP dijo...

Preocuparme no se si me preocupa, pero es un pensamiento lo de envejecer de los que cuando viene a mi cabeza procuro apartar rápidamente.

Saludos,

JP

campu dijo...

Entonces algo sí que te preocupa, JP. Es lógico por otra parte pero por motivos que van más allá de la caída de las carnes...
;)

Me alegro de verte por estos lares y espero que te vaya todo muy bien.