7 de febrero de 2009

Mis primeras lecturas...

Esta mañana me he acordado de aquel libro que me descubrió la historia de la caja de Pandora. Allí estaba en algún rincón de mi memoria, en uno de esos sitios que denomino "privilegiados" porque no deseo su olvido o su indiferencia. Lo recuerdo con cariño como se recuerda al profesor del que aprendimos algo, del que seguimos aprendiendo a lo largo de los años al confirmar la razón que tenía con lo ya vivido en nuestras propias entrañas.

Mis primeras lecturas y mi homenaje a esos libros Senda que dejaron abiertas las puertas de la imaginación.

Y vosotros, ¿pertenecéis también a la "Generación Senda"?

6 comentarios:

fermin dijo...

Los largos periodos hospitalizado en mi infancia, me dejaron como regalo la afición por la lectura. Los cómics "Vidas Ejemplares" y "Hazañas Velicas" y las historias de los cinco de Enid Blyton fueron mis primeras lecturas.

Campurriana dijo...

Fermín, me ha encantado tu aportación. Mis primeras lecturas, además de los libros Senda del cole, fueron los innumerables libros de El barco de Vapor, Los Cinco, Los cómics de Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape, Carpanta, El Botones Sacarino...Momo, La Historia Interminable, los clásicos de Disney de aquellos años, El pequeño Nicolás, los bonitos libros de animales y naturaleza en general con sus fotografías a todo color, los atlas...

Recuerdo bonitas historias que nos llevaban a tantos lugares en nuestra infancia, que siento que muchos niños de hoy no sepan saborearlas por estar más centrados en la pantalla de un videojuego.

Feliz tarde, navegantes.

Jan Puerta dijo...

Mis amigos siempre se quejaban que lo leía todo. Me inicie con los comics de entonces. Los tebeos. Desde finales de los sesenta no he parado de leer. Seguro que debe ser una enfermedad, pero es que soy muy reacio a tomar pastillas. Además, no creo molestar a nadie cuando me da por leer.
Un abrazo

Campurriana dijo...

Jan, como mucho enriquecerás a los que tienes al lado con tus vivencias leídas, con tu imaginación y tus palabras bajo imágenes que complementan lo escrito en tus pequeños relatos.

Me ha encantado tu visita y espero que sigas leyendo, que nunca dejes de leer porque leer es vivir otras vidas o incluso la de uno mismo...

Amio Cajander dijo...

Todavía debe estar en alguna de las "cajas negras" que guardo con los recuerdos del cole

Campurriana dijo...

Los míos también andan por ahí en algún lugar de ese agujero negro llamado trastero.
:)