7 de febrero de 2009

Elecciones en Galicia

Es tiempo de elecciones en tierras gallegas y las calles han empezado a vestirse de frases cortas y vacías, caras retocadas con algo más que maquillaje y sonrisas de dientes blancos, levantamiento de aceras, musiquillas insoportables, promesas cansinas, colores rojos y azules.

Y el poder seduce. ¿Qué tendrá el poder?...

3 comentarios:

Ripley dijo...

era aquello de que el poder pervierte y el poder absoluto pervierte absolutamente? lo curioso de esto es que "su" poder está en nuestras manos, somos solo nosotros quienes podemos quitar a quienes nos engañan o nos disgutan, a quienes hacen lo contrario de lo que prometen, a quienes abusan, juegan, reniegan, hacen alianzas y trapichean con nuestros votos 10 minutos despues de echar cuentas, 4 años es mucho tiempo pero es el momento de actuar. aqui no se puede decir que gane el mejor, sino sobretodo que lo haga el menos malo, el menos destructivo y el menos mentiroso...que bajo hemos puesto el liston. abrazos

El Náufrago dijo...

Me imagino que la crisis no afectará a eso de las "frases cortas y vacías, las caras retocadas, las sonrisas", los mitines para 'convencidos', el buzoneo de la propaganda, los vídeos televisivos...

¿Hay algún partido que prescinda de todo ese despilfarro y dedique ese dinero a crear algún empleo para tanto parado?

A lo mejor ganaba algún voto

Campurriana dijo...

Lo cierto es que sí que vamos a las urnas a votar al menos malo de entre todos los malos. No creo en ninguno que de los que aparecen en las papeletas. El que vale de verdad para algo más no se encuentra por esos lares, o si se encuentra se terminará marchando cuando vea lo que se cuece tras las sonrisas blancas...

No dudemos que habrá despilfarro porque la imagen acartonada de nuestros políticos oculta tantas cosas que se necesita muchísimo maquillaje.

En fin...¡a aguantar tocan!