21 de mayo de 2009

Fugaces momentos de vida...

De repente los que estaban ya no están. El tiempo sigue convirtiendo momentos de vida en recuerdos dulces que se evaporan, como las escrituras de los aseos de las estaciones de trenes que vienen y van y nunca se detienen...