11 de julio de 2009

Charlie y la fábrica de chocolate


Y seguimos con este cuento que puede estar dirigido tanto a niños como a mayores que aun no han aprendido ciertas cosillas de la vida. Una película dulce por los dulces que la protagonizan. Original, fresca y afilada, diferente...

Ya me contaréis. Geniales, por cierto, los Oompa Loompas.