27 de febrero de 2010

APOCALYPTO

Acabo de verla y aun tengo el corazón en un puño, nunca mejor dicho. Una película en la que uno no puede relajarse ni un segundo por la dureza y el increíble realismo de sus escenas. Una demostración de lo que podemos llegar a ser o lo que somos. La importancia de la unión, del amor, de la familia, de la supervivencia. El fin de una civilización, el comienzo de otras...

Se habla de uno de los mayores logros visuales y estoy totalmente de acuerdo. Engancha desde el principio y agota. Vaya si agota...

Recomendada y ojalá pudiese regresar a las grandes pantallas de cine.

4 comentarios:

Logio dijo...

Habrá que ir a verla.
Un abrazo.

Campurriana dijo...

La verdad es que impresiona, Logio. Tiene escenas sobrecogedoras. Ya me contarás si te animas a verla...

ROSTAM dijo...

Es una película excelente, como todas las que hace Mel Gibson.

Saludos

Campurriana dijo...

Rostam, todavía no he visto La pasión de Cristo. Todos conocemos lo ocurrido pero estoy segura de que su forma de contarla es única. Cuando me anime ya os transmitiré mis impresiones.

Un saludo desde Compostela.