11 de agosto de 2010

Y llegaron los incendios...

Cuando los he visto cerca, me duelen aún más si cabe...

9 comentarios:

Jota Ele dijo...

Es terrible esta lacra, Campurriana. Y mucho más terrible que, la inmensa mayoría, sean provocados conscientemente por verdaderos asesinos.

Gracias a Díos, este verano está siendo benigno en este aspecto con nosotros, pero mira en Rusia y en Portugal, por ejemplo.

Saludos.

elplanetainvisible dijo...

toda la razon paisana, un grave problema.
saludos

Campurriana dijo...

Jota Ele, a Galicia ya le ha tocado aunque, efectivamente, no tanto como otros años que fueron horribles. Recuerdo cuando uno de esos años entré en la Comunidad desde León...daba pena ver esos paisajes ardiendo, incluso al lado del peaje de la autopista...

Kpax, un grave problema todo este maltrato a lo que nos da la vida...en fin...

Por cierto, esta fotografía impresiona...

Ñoco Le Bolo dijo...


Estuve atrapado dentro de un incendio forestal. Sólo la tierra quemada te salva... si hay suficiente aire para ti y para el fuego. Es una experiencia imborrable pero... ¡cómo no será para los que lo pierden todo... y a veces la vida de alguien querido!

bicos
En el post de La lengua de las mariposas SI SALE el comentario. Compruébalo.

CR LMA
________________________________

Campurriana dijo...

Pues muy duro, Ñoco. Y seguro que tú lo sabes mejor después de esa terrible experiencia...Lo siento.

Ñoco Le Bolo dijo...


Gracias. Si bien la primera parte de mi comentario es personal, en la segunda me refería a los afectados en general por esas tragedias...
Gracias pues.

bicos

CR LMA
________________________________

Campurriana dijo...

Tiene que ser horrible. En Galicia han fallecido dos brigadistas en un incendio. Hay personas que ya han perdido su casa y los incendios siguen atacando sin piedad. Leo fragmentos como éste y se me ponen los pelos de punta:

«É terrible, terrible». Joaquim, un vecino de Soajo de 77 años, musita su letanía desde el tractor mientras observa la densa columna de humo que progresa a unos kilómetros del pueblo. Muchos lo hacen. La pequeña villa, enclavada en el parque nacional del Gerês, está en plenas fiestas, pero una panorámica de 360 grados arruina cualquier alegría. Las columnas de humo se extienden por los cuatro puntos cardinales; unas con más vigor que otras, y el valle va mutando el verde por el negro.

Goyo dijo...

Contemplar un incendio desde cerca creo que es una de las peores situaciones que he vivido. Era en un monte, cerca de Guijuelo en Salamanca, en el año 2003 si no recuerdo mal. Estaba ardiendo toda la sierra desde El Barco de Ávila, casi 20 kilómetros de frente de fuego. Nunca se me olvidará el volar errático de las aves confundidas por el humo, ver a los animales tratar de salir a la carretera desorientados, a las personas ayudándose como si fueran un único cuerpo... De verdad que es horrible.

Campurriana dijo...

Goyo, no he llegado a ver un incendio tan cerca. Me refiero a detalles tan horribles como el comportamiento desorientado de hombres y animales...se me ponen los pelos de punta.

Hoy cerca de Santiago también ha habido uno. Parece que ya está controlado. Es duro pensar en todo lo que desaparece con el fuego.

Gracias por tu aportación.