14 de septiembre de 2010

Y, de nuevo, los incendios...


En nuestra ruta por la Ribeira Sacra del otro día, pudimos observar de nuevo el tremendo daño que puede llegar a hacer el fuego. Verlo tan cerca duele más si cabe. Parece que el paisaje habla. Vaya si habla...

6 comentarios:

Amio Cajander dijo...

la pena es que aunque hable no pueda señalar al culpable...

Logio dijo...

Yo se quien es el culpable: El hombre.

Donde hay agricultura no hay incendios.

Jota Ele dijo...

Es desolador mirar un paisaje calcinado por las llamas. Y, en la inmensa mayoría de las ocasiones, el fuego es intencionado.

Habría que endurecer las penas a estos salvajes.

Saludos.

Campurriana dijo...

En esta imagen se puede ver la línea que separa el verde del negro...la vida de la muerte...

Impresiona, la verdad. Verlo de cerca.

Ana dijo...

En cambio aquí las lluvias...
Me gusta la nueva presentación del blog, por cierto :)

Campurriana dijo...

Ana, paso a enlazar tu blog para tener Venezuela más cerca. A ver si nos cae algo de agua...

Felices sueños.