22 de octubre de 2010

La caverna, de Saramago.


Hoy me he comprado este libro. Quería conocer más de un hombre que tenía algo que decir y lo demostró a lo largo de su vida en muchos pensamientos esparcidos.

Dicen que La caverna habla de un modo de vivir que cada vez va siendo menos el nuestro y se mencionan, entre tantas cosas desaparecidas, los sentimientos que se tornan en sus contrarios en los días que respiramos. Quizá hoy también lo desaparecido o a punto de desaparecer tuviese y tenga sentido, y lo que no lo tiene es que haya sido sustituido en muchas ocasiones por algo que nos aporta menos, por algo que no nos aporta nada o por algo que, simplemente y tristemente, nos hace peores.

Pues sí. Campurriana es una nostálgica.

4 comentarios:

Cornelivs dijo...

Y yo tambien, querida amiga. Y yo tambien.

Besos...!

Campurriana dijo...

Cornelivs, la nostalgia es un arma de doble filo...

Jota Ele dijo...

Una gran novela, "La Caverna".

Una crítica despiadada del consumismo inútil que nos convierte en "zombis".

Es una obra inspirada en Platón.

Saludos.

Campurriana dijo...

Jota Ele, cuando termine de leerla os cuento mis impresiones. El tema, sin duda, es interesante.