8 de marzo de 2011

Hoy he abierto el correo y me he encontrado con un pensamiento...

De ésos que aparecen en los catálogos electrónicos de alguna página de venta de libros...



Niégate a sufrir por amor, declárate en huelga afectiva, haz las paces con la soledad y atempera la necesidad de amar por encima de todo y a cualquier precio. Rescata el amor propio, tu primer gran amor a partir del cual se generan los otros. Muchos quedamos atrapados en nichos emocionales a la espera de que la suerte cambie, sin ver que somos nosotros mismos quienes debemos hacer nuestra revolución afectiva. Cada quien reinventa el amor a su manera y de acuerdo a sus necesidades y creencias básicas; cada quien lo contruye o lo destruye, lo disfruta o lo padece. No morir de amor es rechazar cualquier vínculo afectivo que nos sujete a una relación enfermiza o limitante. 

Fuente del texto: Casa del Libro
Fuente de la imagen: Héroes y peluches

6 comentarios:

Jota Ele dijo...

Pues, no sé...

Sigo sin comprender la razón por la que haya que sufrir en el amor y menos morir de amor.

El amor es entregar y recibir y algo para disfrutar.

Lo prefiero a ese amor egoísta y solitario que es el propio.

Saludos.

Logio dijo...

¿Viana?... cuenta, cuenta.

Campurriana dijo...

Logio, conocí Viana hace algunos añitos ya y era ese día, creo, la fiesta del pulpo...toda la noche sin dormir, de fiesta por el Barco, donde también había fiesta... Regresamos a nuestro punto de recogida y decidimos en ese momento que no teníamos sueño (o más bien teníamos más hambre que sueño)...así que a tomar o delicioso polbo á feira galego del interior de Galicia. Lo pasamos muy bien y me supo a gloria...no me extraña...jejeje

Campurriana dijo...

Jota Ele, el desamor...es incomprensible este sentimiento si lo pensamos de una forma fría. Y es que alguien que nos hace sufrir de alguna manera, aunque sea sin pretenderlo, no merece nuestra tremenda tristeza...

Hace tiempo que no lo sufro pero sí lo he sufrido. Creo que todos en alguna ocasión somos o fuimos un poco ciegos...y quizá lo seremos aunque ya con más canas (experiencia)...

Asi de raritos.
¡Qué se le va a hacer!
;)

The Doll dijo...

Un huracán de emociones, eso es vivir.
saludos

Campurriana dijo...

¡Cuánta razón tienes, Doll!. En esto también consiste la vida...¿qué sería "felicidad" si siempre fuésemos felices?...