6 de octubre de 2011

Steve Jobs (San Francisco, 24 de febrero de 1955 – Los Ángeles, 5 de octubre de 2011)



Seguro que casi todos habéis escuchado ya este famoso discurso de Steve Jobs en la Universidad de Stanford. Merece la pena escucharlo de vez en cuando para tener presente siempre esa filosofía tan valiosa.

«Recordar que voy a morir pronto es la herramienta más importante que he encontrado para ayudarme a tomar las grandes decisiones en la vida. Porque casi todo, las expectativas externas, el orgullo, el miedo al ridículo o al fracaso, todo eso desaparece a las puertas de la muerte, dejando sólo lo verdaderamente importante. Recordar que vas a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder». 

Personas como él son todo un ejemplo.
Hasta siempre, Steve Jobs.

11 comentarios:

Ángel dijo...

Me lo copie y lo tengo como un documento de texto. De vez en cuando lo releo. La verdad es que anima cuando anivel profesional paso por etapas de bajón.
Un abrazo

Campurriana dijo...

Ángel, he sentido mucho esta muerte porque creo que las personas como él nos hacen mucha falta; son lecciones que andan, que comen, que piensan e, incluso a veces, también cometen errores y seguro que muchos...pero viven...

Juan Nadie dijo...

Efectivamente, una buena filosofía de vida.
El vídeo lo tengo en mi blog "La mirada inmóvil" desde hace más de tres años y hoy lo he vuelto a enlazar a la entrada dedicada a Jobs.

Campurriana dijo...

Voy para allá, Juan.

ñOCO Le bOLO dijo...


· La muerte es un invento inútil de la vida. Cierto que constata que la efímera existencia de mucho, no supone nada. En otro caso, si constata que en contadas ocasiones, aparte de las circunstancias personales, algunos de los que se van son la muestra de que algo valiosos se pierde. Este es uno de eso contados casos.

Tal vez Ángel nos mande el PDF de su discurso...

· bicos

CR & LMA
________________________________
·

Campu dijo...

Se lo pediremos, entonces...
:)

Luna dijo...

Ha sido algo maravilloso escuchar este discurso,gracias Campurriana por estos regalitos.

Ripley dijo...

hola Campurriana, gracias por tus palabras. mira no iba a comentar nada a nadie en los proximos dias pq mi ánimo está en otra parte pero la noticia de la muerte de Steve aunque esperada me ha sobrecogido.

conocia el discurso y lo tengo muy presente, si supieras...a mi no me importaba morirme y lo digo en pasado pq ahora por alguna extraña razon, quiero vivir. no se cual y estoy raramente tranquilo y en paz conmigo mismo.

siempre he pensado que iba a morir joven, mi madre se marcho con 45 yo tengo 46 y en mi mente estaba muy interiorizada esa idea, sin embargo ahora que se que tengo algo incurable todo ha cambiado para mí. la enfermedad avanzara lentamente pero no me va a matar, al menos de momento y estoy tranquilo pq los medicos me han dicho que no voy a quedar impedido, inválido y dependiente de otras personas que me cuiden y que tampoco es previsible que sufra a corto plazo deterioro neuronal que me impida razonar. asi que dentro de lo malo, estoy bien.

de algun lugar ha salido una fortaleza que no tengo, no me ha podido la depresion y eso ya es notica bomba. claro que estoy medicado contra ella pero aun así. bueno que esto se alarga. descanse en paz Steve Jobs

y un beso para ti

Campurriana dijo...

Ripley, gracias por tus palabras, por tu sinceridad. La vida, como te decía, está llena de complicaciones, de dificultades...pero también de otras pequeñas grandes cosas que suceden cada día y muchas más veces de lo que pensamos porque, precisamente, no nos paramos a pensar...

En efecto, necesitamos ese ladrillo del que habla Jobs para despertar, para darnos cuenta de lo que tenemos, de lo que valemos, de lo que somos...

Observando la vida detenidamente se aprende tanto, que de verdad merece la pena pararse un instante al menos.

Un abrazo, Ripley. Gracias de nuevo por tu visita, tu generosidad... y ya sabes que el saloncito está abierto para tí. 24 horas sin descanso y con té o café recién hechos.

;)

Douce dijo...

Con virus o sin virus, seguiremos visitando "Este país de las últimas cosas".

No pensaba comentar nada en la isla sobre Jobs, por falta de conocimientos sobre él como persona.
Después de oír este discurso, creo que le he conocido un poco mejor, aparte de lo que haya aportado al mundo de las 'comunicaciones', algo en que no entro.

Después de escuchar ese discurso del 2005, ya advertido lo que le ofrecía la vida, pero tranquilo, he sentido la necesidad de mostrármelo a mi mismo y a todos los que lo escuchen o lo lean.

Gracias por haberlo puesto en tu 'País'.

Campurriana dijo...

Náufrago, como de todo el mundo, se habla bien de él, se habla mal...pero lo que está claro es que ha sido un hombre digno de admirar por lo que ha hecho, por lo que ha conseguido... pero más importante que eso: por lo que ha luchado, por la fortaleza que ha demostrado en momentos muy complicados.

Sólo por eso es digno de admiración; al menos de mi admiración.

Me alegro de que haya sido provechoso este discurso. Yo ya lo había escuchado hace bastante tiempo y creo que debemos tenerlo presente.