20 de junio de 2013

No entiendo nada (desahogo campurriano)



De verdad...sigo pensando que esto no puede ser miEspaña, que esto no puede estar ocurriendo aquí. No sé qué demonios pasa pero tiene que haber alguien muy poderoso que quiere joder(nos) en beneficio propio. Es abrir un poquito la desinformación de los días y algunos, por más que lo intente, no puedo evitar cabrearme, deprimirme, llorar a todo llorar.
Hoy estoy cabreada y alguna lágrima se me ha escapado ya a lo largo de la mañana; por lo que toco, por lo que intuyo, por lo que puede ser una media verdad aunque disfrazada de otras historias interesadas de los interesados. 

Que si ElMundo dice que una infanta radiante acude a la misa del abuelo.
Pedro Jota buscó este adjetivo con sumo cuidado, supongo...(objetivo y bien-intencionado donde los haya)

En ElPaís leo que Montoro advierte a las comunidades de que la eliminación de duplicidades se vinculará al déficit.
(vuelve de nuevo el martillo pilón que sólo se acerca a las cabecitas nuestras de unas u otras maneras. Y seremos tan gilipollas que ya entre nosotros les haremos el juego)

También...El gobernador del Banco de España, Luis Linde, ha celebrado este jueves que "la peor fase de la segunda recesión ha quedado atrás".
(¡tócate eso mismo!)

Y más en esta actualidad de mentira con consecuencias de verdad:

El FMI quiere ayudarnos. Dice que poco más soportaremos en cuanto a "medidas" se refiere...

Del estrambótico caso del DNI de la Infanta...pues no sé. Si Montoro lo dice y se disculpa tan paternalmente sin entrar en detalles sin importancia, pues habrá que asentir y listo!. 



¿Alguien me da una razón para seguir creyendo en algo?

17 comentarios:

jose dijo...

Yo no!!

Campurriana Campu dijo...

Jose, no me digas eso!!!
(algo tiene que haber, algo tiene que haber, algo tiene que haber...)

Juan Nadie dijo...

Es muy fácil, sólo hay creer en la vida, que es lo único que tenemos.

Douce dijo...

Campu,

Nuestra vida no está ligada forzosamente a lo que hacen los demás. Los de más arriba, los del medio, y los que azuzan.

Estamos rodeados de mil formas distintas que tratan y saben manipularnos para hacer cada cual sus agostos...

Sergio DS dijo...

Dentro de nada son fiestas en casi todo el país (uy, he dicho país) y nos quedan los pasacalles y los toros.

¿Hablábamos de España, no?

Campurriana Campu dijo...

Tenéis que disculpar mis desahogos campurrianos. Escribo sin más y parece que me encuentro un poco mejor compartiendo mis cabreos-desilusiones.

Juan, la vida me vale como respuesta. Es lo más bonito que tenemos a pesar de las dificultades.

Náufrago, me ha encantado tu última frase. Triste pero muy real. Lo que me preocupa son las consecuencias REALES de todo esto. Cada vez que uno roba, otro es robado. Me sorprende aún tanta falta de respuesta.

Sergio, lo peor de todo es que no somos peores que los que dicen ser mejores. Ni mucho menos. Estoy segura.

Juan Carlos dijo...

¿Para seguir creyendo? los amigos, los amigos ante la barra de un bar, los amigos en casa, la familia que quieres... Pero en política y economía, mal está la cosita.
Salu2

luna dijo...

Casi,te prefiero desinformada.
Besitos

Campurriana Campu dijo...

Tienes razón, Juan Carlos. Ahí está el sentido de la vida. Siempre que tengas algo que llevarte a la boca, claro...

Luna, desinformados ya estamos todos...jeje

Firmado: una ceniza con algo de razón.
:)

Eulogio Diéguez dijo...

Yo le encuentro esta explicación:
Este país se tiró al río y el agua estaba muy fría, ahora quiere salir pero no encuentra la ropa y está tiritando en pelotas delante de un grupo de adolescentes con muchas ganas de reir.

ripley dijo...

hay que hacer patente la desafeccion del pueblo con los politicos votando- porque es nuestro derecho- pero haciendolo todos en blanco.

todo es mentira, vivimos en una gran burbuja de falsedades que ni un niño que empiece a desarrollar sentido podria creerse.

yo te doy la razon Campu, soy de los tuyos, cuando hagas un manifiesto para firmar en contra de tanta chabacana cochambre dimelo para ser el primero en firmar.

un beso grande

ripley dijo...

por cierto se dice que la primera victima en tiempos de guerra suele ser la verdad. no hay que ir tan lejos, llevamos todo el siglo XX en una gran mentira republica-guerra-dicadura-transicion y ahí sequimos que aqui nunca pasa nada, yo es que no lo entiendo. ¿que nos pasa? ¿no podemos salir a la calle sin que nadie nos convoque? simplemente por puro hartazgo? sin banderas ni lemas.

Desde que murio manuela malasaña y otros muchos, los héroes del dos de mayo, nadie se ha movido no vaya a ser que como dijo aquel politico que nunca ha trabajado en el sector privado, no sale en la foto. lleva el tio tanto tiempo en el congreso como el dictador en su dictadura.

otro beso

Campurriana Campu dijo...

Yo más bien creo, Logio, que el país tiene un complejo de inferioridad que le ha traído estos disgustos. Ojalá nos hubiésemos tirado más al río frente a los prepotentes que no valen más que nosotros. Nos falta creérnoslo y a lo largo de la historia se ha visto que hemos agachado la cabeza demasiadas veces.

Ripley, nos falta ilusión. Esas ganas de mejorar, de salir de la tumba que nos estamos cavando nosotros mismos. Hay más verdades que bocas mentirosas. Cada uno tiene la suya y se la termina creyendo; la mejor manera de sobrevivir a corto plazo.

Carlos dijo...

Otro blog de amargados,y resentidos españoles... Si que debe estar mal las cosas porque últimamente me encuentro con muchos blogs y twits frustrados ...

Hace ya casi un año que me fui de ahí, no por la indiferencia, desgraciadamente siempre fue así... mucho antes de la crisis organizábamos una manifestación por una vivienda digna y éramos 4 pelagatos.

Me fui por el aire cada vez más irrespirable de los de la doble y diestra moral, de los que se suben al carro de la indignación para esparcir su intolerancia y fracaso personal, de los que se quejan sin hacer nada que no sea criticar a todo lo que se mueve. Nunca nada se hace bien para ellos. Ni siquiera el protestar, por que los que protestamos lo hacemos como ovejas o con unas maneras inapropiadas, o lo más gracioso, cuando protestar no sirve para nada según ellos porque lo que necesita España no es pararse (y dejar de cobrar unos euros claro)... No toda la culpa es de los políticos y poderosos, también lo es de quien se queja desde un blog a modo de atril predicando un discurso vacío demagógico y pueril. Os frustra y cabrea vuestras limitaciones, Queréis cambiar vuestras vidas, queréis cambiar lo que no os gusta de vuestro entorno, no podéis y culpáis a los demás. Nadie va a hacerlo por vosotros, nadie tiene que hacerlo si no quiere y no por ello es gilipollas ...aburrís. Mi país mi país...que coño es tu país... el mundo es muy grande . salid de la cueva .

pd: Los progres a vuestro lado son un mal menor

Campurriana Campu dijo...

Carlos, supongo que tú también juzgas a la ligera por todas estas críticas que expones aquí. Es muy difícil tratar temas tan complejos en un espacio tan limitado.

No debemos olvidar que un blog es sólo un blog. Un sitio en el que puedes compartir sentimientos, ilusiones y también desilusiones. El que no se sienta un tanto desilusionado ante este panorama me escama... Es cierto que lo que de verdad cuenta es lo que hace uno fuera de esta pantalla. Que somos egoístas y que sólo pensamos en hacer algo cuando nos toca cerca el problema es totalmente cierto. La palabra "unión" apenas nos suena en España y tenemos que aprender mucho de otros países no tan lejanos que saben hacer mejor las cosas en este sentido. Es la manía también de tener que poner color a todo... Y ya no hablo solamente de las soluciones de grandes problemas sino de las soluciones de los problemas cotidianos de los pequeños núcleos de población.

Yo me siento española antes que europea. ¿Qué le vamos a hacer?. Me gustaría, sinceramente, no tener que irme de mi país aunque si tengo que hacerlo porque no me quede otro remedio, lo haré. Supongo que como todos...

Empecemos, desde luego, por mejorar nosotros mismos. Hay muchas maneras de robar. Muchísimas.

Y no olvidemos que hay muchos que quieren vivir del cuento y que ahora aprovechan estas multitudes para zamparse lo que no les corresponde.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Y yo que creía que nada más podía asombrarme...

Campurriana Campu dijo...

Yo no dejo de asombrarme, Pedro...