1 de septiembre de 2013

La deliciosa sencillez de los "Instantes" de Sebas...

Y la belleza.
Y la sabiduría.

Me sorprendió este pensamiento que no había pensado antes y que, a su vez, hace pensar:

Durante tres milenios los tipos más valiosos, más fuertes y más listos de la especie –la flor y nata de la juventud- se fueron a la guerra y murieron sin gloria en los remotos campos de batalla, mientras que los enfermos y los débiles, los corruptos y los cobardes se quedaron en casa y se reproducían. De ahí venimos nosotros. Llevamos tres milenios perdiendo a los mejores para que los inútiles salven la vida y sigan engendrando. Por eso somos todos, treinta siglos después. Lo peor de cada tribu: desperdicios, basura irreciclable. Artículo “Basura Genética” escrito por Luís Alberto de Cuenca.



Y éste, que sí había pensado más de una vez, pero que no sabría expresar tan bien...

Pues si vemos lo presente
cómo en un punto se es ido
y acabado,
si juzgamos sabiamente,
daremos lo no vivido
por pasado.
Coplas de Jorge Manrique


Encontrados en el blog "Instantes" de Sebastián Navarrete
Lo peor de cada tribu
Lo no vivido

4 comentarios:

ripley dijo...

llevo años diciendo que estamos retrociendo en nuestra civilizacion, que cada vez somos mas brutos, hay mas trepas y corruptos que nunca y que en España en particular suele triunfar el imbecil. Cuanto mas tonto eres mas alto llegas y esto ocurre en todos los ámbitos de la vida. mira pepiño blanco y su blanco e inmaculado CV y como él muchos mas, pero no se trata solo de política sino de la sociedad entera. Efectivamente llevamos 30 siglos de retraso si exceptuamos las invenciones españolas de la fregona y el futbolín.

un beso, guapa.

Campurriana Campu dijo...

Ripley, lo más triste de todo es que en España hay mucha gente que vale en las empresas, en la Administración también. Como dices, no suelen llegar a gestiones mayores porque precisamente ellos sí quieren trabajar y no lamerse los unos a los otros...

Pedro Ojeda Escudero dijo...

me temo que somos carne de cañón...
Besos de regreso.

Campurriana Campu dijo...

Prefiero no pensarlo, Pedro.
No pensarlo...

Besos a ti también. Me alegro de verte.
Tenéis que perdonar mi ausencia pero es que me está costando volver a la rutina.
Mucho.
:)