19 de septiembre de 2013

¿Un interés que se perdona?

ADVERTENCIA CAMPURRIANA: podéis ver esta cinta sin leer nada sobre ella. Creo que es mejor para formarnos nuestra propia y personal opinión. Después, el debate...

Fuente de la imagen

Acabo de verla. La película-documental sobre Mónica del Raval. Dejo aquí el enlace por si os interesa.

Sinceramente, creo que merece la pena conocer esta peculiar historia. Una visión del mundo; otro mundo que seguramente muchos de nosotros no conocemos hasta sus entrañas. La protagonista, a pesar de todo, se hace querer desde el primer momento. Su tremenda seguridad en sí misma y la manera de tomarse las cosas, la vida al fin y al cabo, constituyen una lección de vida. Al menos, así lo veo yo después de conocerla. "Es tal cual", dirían muchos. Y lo es sin duda alguna. 
Además de una lección de vida, es también una lección de supervivencia, de amor sobre todo. Nos necesitamos los unos a los otros inevitablemente y ella lo sabe y comparte. Es sincera, fuerte e incluso generosa. Sabe perfectamente lo que significa "simbiosis" y lo aplica cada minuto de su extravagante existencia.

Si os animáis, ya me contaréis.

5 comentarios:

Sergio DS dijo...

Las lecciones de vida lo son para todos y suelen calar en lo más profundo... ya te contaré.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Te doy las gracias por dármela a conocer. Interesante.

Campurriana Campu dijo...

Sergio, creo que no nos paramos lo suficiente para observar a los demás. Sobre todo si son muy diferentes a nosotros.

Pedro, espero que al menos te aporte algo positivo.

Douce dijo...

Campu,

De todo se puede sacar lecciones y de la parte que he visto he aprendido bastante...

Hasta inglés:-)

Campurriana Campu dijo...

Nau, yo también aproveché para practicar el inglés...

(y menos mal que no se trata de otro idioma, que daría lugar a algún chiste de tonalidad verde)

;)

En serio, creo que merece la pena al menos ponerse en el lugar de otros. En otras vidas tan diferentes a las nuestras pero con la finalidad no tan distinta...