20 de enero de 2014

Agosto


Una película con muy buenas interpretaciones. Con una fuerza magnífica. Con sentimientos de verdad; sin tapujos o con aquéllos que desnudan el alma. Relaciones que se hacen sentir en la piel, por muy dura y áspera que ésta sea. Relaciones que finalmente se muestran, se descubren o, quizá, nunca se han escondido, nunca se han pretendido esconder.
Yo añadiría...."porque en todas las familias cuecen habas"....
¿Acaso no es cierto?

Recomendada. Claro que sí.

2 comentarios:

AYA dijo...

Algunas familias somos tan anodinas que nunca nos pasa nada

Y digo yo mejor que sea asi

Campurriana Campu dijo...

Di que sí, Aya. Mejor que sea así...
Ya sabes eso de "Virgencita, Virgencita"...
;)