22 de septiembre de 2014

A Sabina no le perdono lo de la ceja



Me pregunto si se lo perdonará él algún día (lo de la ceja y aledaños)

He escuchado sus palabras en el programa de Risto y me ha gustado hacerlo. No tanto como su poesía cantada pero sí me ha gustado escucharlas y debo reconocerlo. 

Un hombre canalla que, a pesar de que no me cae muy simpático, debo reconocer tiene algo, tiene mucho. Ha aportado a este mundo no musical momentos convertidos en canciones con letras más que inteligentes. No sabría definirlas. Es casi imposible. Tantos recuerdos me evocan sus obras maestras, que sólo por eso merecería no recibir crítica alguna por ésta que aquí y ahora escribe. Todo sea dicho, hechas todas ellas desde lo más profundo de mis entrañas. Luego entonces, es imposible callarlas.

Me ha alegrado verlo bien. Con ese aspecto de maduro, consciente de que la juventud se ha marchado pero ha merecido la pena. A pesar de todo. A pesar de las tristezas que arrugan la cara y, sobre todo, el alma. Ha cometido errores pero se los perdono. Se los perdono porque creo que ha sabido detectarlos y ha seguido adelante. Con filosofía y, en ocasiones también, con alguna recaída.

A veces, las utopías nos matan. A todos. Otras veces sólo duelen, si son vistas desde la lejanía. Intocables, como diosas que iluminan únicamente nuestros sueños y nada más.

Felicidades, Sabina. A pesar de todo.

4 comentarios:

Ripley dijo...

Las utopías matan siempre. Veré por youtube la entrevista ya sabes que no veo televisión, bueno los deportes y ya.

Sabina está sabiendo envejecer bien y es un tipo coherente. Para mí el talento está por encima de las ideologías. Me gusta como compone, como canta, en Argentina es Dios. Tanto o mas que Serrat y en las Ventas siempre lleno total.

Hace tiempo me traje de la biblioteca un libro suyo enorme de canciones y poemas que se hicieron canciones. También dibuja.

Lo de la ceja pues bueno allá cada cual. No voy a dejar de escucharlo por eso. Voy a ver la entrevista.

Besos

Sergio DS dijo...

Gustará o no, provocará signos distintos de simpatía, pero lo que no cabe duda es que es honesto, y eso hoy día vale mucho.

La tengo que volver a ver.
Saludos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

El programa me parece muy malo. Sabina, excelente y auténtico pero no debió hacer público las bromas privadas con sus hijas: unas bromas que no deben saltar fuera de la casa.
Besos.

Campurriana Campu dijo...

Pedro, a mí me suelen gustar los programas de entrevistas. Recuerdo con mucho cariño a Quintero y a Pedro Ruiz. Me gustaba también cómo hacía las entrevistas Julia Otero aunque no comulgue con ella demasiado. Apenas nada, de hecho.

Lo de sus hijas...sí, cuando habló de los niños no me gustó demasiado, la verdad. Demasiado bruto porque lo bruto vende. Ya sabes...

Risto me parece que está haciendo un buen programa. No llega a la altura de los dos primeros que cité pero, para el nivel que hay ahora, no lo hace mal.

Es mi opinión humilde y me encanta que compartas la tuya, Pedro. No íbamos a estar de acuerdo en todo.

Buena tarde. Aún me quedan actividades...Me encanta llenar mis horas...
:)