8 de octubre de 2014

De Ana Mato y las cabezas pensantes...


Respecto a la actual crisis del virus del Ébola, no sabemos (la gran mayoría) lo que ha ocurrido concretamente para que se produjese este contagio. Está claro que las cosas no se han hecho bien cuando se tenían localizados, y supuestamente controlados, los riesgos foco del contagio.

Algo ha fallado y, por la rueda de prensa de ayer, creo que ni Ellos están muy enterados de cómo va la vaina en toda esta situación. Desde luego, el comportamiento en la comparecencia ante los medios por parte de la Ministra, que eludió las preguntas como elude las responsabilidades, me pareció inadmisible. Como era de esperar, no dijo nada, no aclaró nada. No sabe nada, creo yo... Pero nada de nada, hablando ya de la Sanidad en general y de su gestión. Ni siquiera fueron capaces de concretar con seguridad el protocolo a seguir y el protocolo seguido.

Y no. No quiero hacer sangre política porque todos sabemos que este tipo de noticias alimentan mucho a los oportunistas. No se trata de eso...

Que un Ministro de Sanidad debiera ser médico con conocimientos de gestión a este nivel, lo tengo más que claro.
Que no se debieran haber efectuado los traslados de los dos afectados a España, también.

Me pregunto qué sabrán Éstos de interés general, de seguridad sanitaria.
Me pregunto dónde andarían metidos los de la Organización Mundial de la Salud, y demás grupos relacionados con la Sanidad y Salud, cuando se tomaron las decisiones equivocadas.

Tanta cabeza pensante, tanta cabeza pensante...
De todos es sabido que, donde miran mil ojos, no mira ninguno.

10 comentarios:

Coccinellidae. dijo...

Boh! Desde el inicio de nuestros tiempos los políticos han sido unos ineptos sin estudios...que no saben ni inglés leñe! Que somos el hazmerrerír por excelencia y encima sabemos hacer chistes como nadie...porque no me digas que no es ironía poner de ministra de sanidad a una tal Mato. Esto estaba visto, el personal sanitario lleva tiempo quejándose de la falta de formación e información sobre cómo manejar al paciente, los epis etc...No estamos capacitados para recibir enfermos de ébola y punto. Esta mañana escuchaba la radio y hablaban de los comentarios insolidarios en las redes sociales, de médicos y científicos que dan la cara y dicen que no se debe traer a enfermos de ébola a españa. Digo yo que estos "insolidarios" tienen más conocimientos sobre el asunto que la locutora. Pero esas voces no tienen peso, nadie hace caso.

Juan Nadie dijo...

Pues mira, yo no tengo tan claro que un ministro de Sanidad deba ser médico, lo que tiene que ser es un buen gestor. No es de recibo, por ejemplo, que el hospital Carlos III, segundo en el ranking mundial hasta hace poco en medios y seguridad para este tipo de enfermedades, haya caído al menos dos peldaños porque a alguien se le ocurrió dedicar parte de sus recursos a otras cosas, para las cuales ya están otros hospitales.

Ripley dijo...

Mi comentario es largo por eso lo tengo que dividir.

con el paciente enfermo de ébola. Aquí está clara la responsabilidad. ¿Por que lo hizo?.
También cuenta que informó al Carlos III porque tenía algo de fiebre.

¿Cuanto? no pasa nada que esa temperatura no requería nada especial. Al parecer el protocolo no se activa si no llegas a 38.6 y ha estado recibiendo visitas. ¿Pero no estaba aislada? ¿Entonces como es posible? Según confiesa, después de esas personas, familiares suyos entró un medico enfundado en un traje especial, preguntó pero no le dijo nada. Eso le hizo sospechar ¡ah caramba!

Y el relato continúa cuando menciona que se enteró de la noticia por el móvil.

Estoy contigo en que no se debería haber traído a los enfermos. Tengo entendido que esto fue una decisión política y no médica. ¿Por que España no ha ido nunca al rescate de compatriotas secuestrados?

Aquí las cabezas pensantes están como muy bien dijo Sabino Méndez, -compositor y guitarrista con Loquillo y los Trogloditas-, un hombre de izquierdas que escribe en un medio de derechas porque es donde ha encontrado libertad para hacerlo, son palabras suyas, dejó escrito que sus cerebros están repletos de "materia fecal"

En fin ¿que mas? ¡ah si! Excalibur descansa en paz.

un beso

Ripley dijo...

Me toca.

En breve estaré en el Carlos III. Esta vez no despejarán la planta como hicieron con el misionero.

Mi ex, que es médico, trabaja en Castilla la Mancha aunque vive aquí en Madrid.

Trabaja haciendo guardias de 24 y 17 horas en un ambulatorio que presta servicio a ¡¡¡ocho pueblos!!!, el personal del centro son ella como médico y una enfermera. Los medicamentos o están caducados o simplemente no hay. El coche no tiene GPS, están pasando frío porque aunque aquello esté en medio de ninguna parte todavía no toca encender la calefacción. No tienen tiempo ni para comer, ni para mear ni para tirarse un pedo, perdonar el lenguaje pero uno está ya mas que harto, esa es la pura realidad de la sanidad en aquella parte de España. La comunidad no contrata mas médicos. La gente empezará a morir por falta de atención. Mi chica lleva varias muertes certificadas bien es cierto que de personas mayores, pero también de accidentados en carretera. Dicho lo cual toca decir que no todo es malo.

Les han llevado un traje. Solo uno y un pendrive de 45 páginas que al parecer es el dichoso protocolo. ¿En que momento van a poder leer nada si trabajan como mulas?. Esa es toda la formación recibida. Las preguntas son muchas pero haré un resúmen:

- ¿Se echan a cara o cruz quien se pone el traje?
- ¿Donde aislan al paciente?
- ¿Que pasa si tienen que salir del ambulatorio por una urgencia?
- ¿Que pasa con las personas que esperan su turno para ser atendidas?
- ¿Que pasa con los tropecientos mil coches oficiales de la Cospedal?
- Ya en Alcorcón y conociendo la enfermedad ¿Por que la trasladan en una ambulancia convencional como las que usan conmigo y los conductores iban sin ninguna protección?

Sobre la rueda de prensa. Pocas veces he sentido tanta verguenza. Debería estar en una rueda sí, pero de reconocimiento en una comisaria. Lo de la ministra con cara de besugo es de juzgado de guardia. Y lo de los acompañantes, altísimos y se supone cualificados profesionales que no se ponían de acuerdo ni articulaban un discurso coherente era para echarse a temblar.

- Contesta tu. Dice uno.
- No, sigue sigue, adelante.

Los pusieron ahí como parapeto de la señora ministra.

Ser ministro de tu país es un honor.
Ser presidente lo es en grado sumo.
Ser cuota es un riesgo innecesario.
Hay que poner a los mejores y punto.
Ser tontos del culo y ostentar cargos de responsabilidad es lo normal aquí porque esto se sigue llamando España, creo. Y solo aquí pasan estas cosas. Siempre he dicho que cuanto mas tonto eres mas alto llegas, este ha sido solo un ejemplo. De momento el último conocido.

Que Ana Mato siga siendo ministra es intolerable e inasumible. Que no la eche Rajoy es inadmisible, un despropósito solo al alcance de muy pocos y que ella no dimita es inmoral y desvergonzado.

Puede haber fallos naturalmente que sí. Ahora hay que dar con ellos para que no vuelva a ocurrir, he leído que la enfermera fue a su medico de cabecera y OMITIÓ decirle que había estado en contacto

Campurriana Campu dijo...

No hay como los que viven la Sanidad desde cerca. Muy cerca, me refiero. Por eso considero que un Ministro de Sanidad tiene que ser médico y, además, con experiencia. Es un mundo complejo y sólo desde dentro se comprenden bien sus debilidades y fortalezas para una mejor gestión a todos los niveles.

Antes pensaba como tú, Juan. Ahora, con personas cercanas que se dedican a la Medicina, cada vez estoy más convencida de que es muy positivo tener un Ministro de Sanidad médico. Bufff, me estaba acordando de Pajín...(me entran escalofríos)...

Considero que Ana Mato debiera dimitir porque es en estos casos donde una Ministra tiene que entrar a matar (en términos taurinos, claro). Y, si se cometen errores como esta fatal decisión que ha afectado y afecta a la Salud Pública (supongo que con presiones por parte de la Iglesia), entonces no comprendo su papel en el Gobierno. No lo comprendo en absoluto porque era aquí donde se tenía que demostrar la utilidad de su puesto. Más que en ninguna otra situación.

Campurriana Campu dijo...

Apunto las preguntas que he dejado en el saloncito de Ripley...

El asunto del ébola... Indignante. ¿Qué pretendían demostrar?
Si no hubiesen sido curas ¿los traerían también?...

¿Qué pensáis?...

Ripley dijo...

Pues no lo se. Sin información no podemos tener opinión, solo sospechas y presunciones, lo que sí se es que el gobierno se ha negado a aceptar la ayuda de Médicos sin Fronteras. ¿Como se come eso? y ¿Por que no se recurre al ejército? a las unidades de guerra bacteriológica? quiero decir.

En EEUU ha salido Obama in person a dar la cara. Y ya anunció las medidas que va a tomar exactamente igual que ha hecho el Reino Unido empezando por los aeropuertos, como en Suecia.

¿Para que coño sirve nuestro ministerio y ministra de sanidad? ¿No es una competencia cedida alocadamente a las autonomías? ¿Quien manda aquí? ¿Que hace Rajoy? Bueno esta es fácil, a estas horas dormirá tranquila y plácidamente después de leer el libro gordo de petete para que le entrara sueño.

un beso

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Ana Mato debería haber dejado de ser Ministra mucho antes, cuando no vio el Jaguar en su garaje.
Besos.

Campurriana Campu dijo...

Sin duda, Pedro.

Campurriana Campu dijo...

Dejo el enlace a una carta que me ha parecido interesante en relación con el ébola:

Carta de un médico español desde Sierra Leona