5 de octubre de 2014

De conceptos va la cosa...(y de Risto-Rosa)



Últimamente, casi entro solamente en el saloncito para hacer alguna referencia a las entrevistas dominicales de Risto. Quizá sea porque son ellas uno de mis pocos vínculos con el panorama exterior. 

Algo me gusta de Risto y muchas cosas no me gustan de él también. Vive, en cierto modo, de decir lo que piensa mucha gente y, además,  de ese misterio que ya casi roza lo sexual si nos ponemos.

Debo felicitarte, Risto. Felicitarte porque, a pesar de que no llega tu forma ni por asomo a la que empleaba el magnífico loco de la colina, al que yo recuerdo y echo de menos tantas veces en nuestra empobrecida televisión actual, provocas que me acerce a esa cadena con número par y color socialista cada semana. Felicidades por ello. 

Es cierto que me gustan las entrevistas en general pero, lógicamente, un personaje puede ser "explotado" de muchas maneras. Algunos, se entrevistan solos, sin pretender quitar mérito a los trabajos previos. Otros, necesitan a alguien que los agite suavemente. Los más políticos caen en sus propias trampas nada más empezar a hablar y, sin duda alguna, los que abren su corazón a la gente ganan por goleada. Vaya si ganan...
Todo el mundo tiene miserias y, si las muestra al público con cierto don de palabra y naturalidad, provoca una reacción efervescente en un espectador ansioso por ser seducido, televisivamente hablando.

En la entrevista de hoy, que era a lo que iba y me he enrollado como las persianas, ha salido a relucir esa lucha de conceptos que cada vez se enmaraña más. En nuestro país, y supongo que no sólo en el nuestro, existen unas mezcolanzas dignas de estudio, supongo creadas por la manipulación histórica realizada desde todos los lados ideológicos. 

¿Cuántas veces me he preguntado yo que qué tienen que ver los cojones con comer trigo? ¿Por qué muchos llaman fachas a aquéllos que defienden España con los colores de la bandera, por encima de todo,  y sin vergüenza alguna?

Rosa Díez me gusta por unas cosas y no me gusta por otras. Me gustan las mujeres fuertes, seguras, dinámicas, osadas. Lo que no me gusta es que se utilice el populismo para captar votos. Ése, desde mi punto de vista, ha sido su gran error. Como el de tantos...
Pero en este momento-concepto de la entrevista, sí que he tenido que darle la razón: ¿Por qué un nacionalista español es un facha?...

Y sí. Me siento ESPAÑOLA  y no me considero, en absoluto, facha o fascista, si es que alguien sabe a estas alturas de la vida qué significa este término actualmente. 

español, la.
(Del prov. espaignol, y este del lat. mediev. Hispaniŏlus, de Hispania, España).
1. adj. Natural de España. U. t. c. s.
2. adj. Perteneciente o relativo a este país de Europa.
3. m. Lengua común de España y de muchas naciones de América, hablada también como propia en otras partes del mundo.
a la ~.
1. loc. adv. Al uso de España.

nacionalismo.
1. m. Apego de los naturales de una nación a ella y a cuanto le pertenece.
2. m. Ideología que atribuye entidad propia y diferenciada a un territorio y a sus ciudadanos, y en la que se fundan aspiraciones políticas muy diversas.
3. m. Aspiración o tendencia de un pueblo o raza a tener una cierta independencia en sus órganos rectores.

fascista.
1. adj. Perteneciente o relativo al fascismo.
2. adj. Partidario de esta doctrina o movimiento social. U. t. c. s.
3. adj. Excesivamente autoritario.

fascismo.
(Del it. fascismo).
1. m. Movimiento político y social de carácter totalitario que se produjo en Italia, por iniciativa de Benito Mussolini, después de la Primera Guerra Mundial.
2. m. Doctrina de este partido italiano y de las similares en otros países.


¡Menudo cacao!

Pregunta del millón para rematar: ¿Qué demonios significa hoy en día el calificativo "facha" que tanto manosean los buenistas?

Pues eso. Soy todo oídos.

7 comentarios:

Ripley dijo...

Pues es muy fácil, facha no es mas que un insulto muy socorrido cuando no se tienen argumentos ni conocimientos de la historia. El que muchos consideren fachas a los Reyes Católicos, 500 años antes de que Mussolini lo creara es una menudencia sin importancia. Fachas son los que se ponen por camiseta la bandera de "su país" y no he oído ninguna opinión en contra. Es decir ellos pueden vestir dicha prenda pero si sales en Barcelona con la de la selección española te apalean. Esto ya ha ocurrido, eso "es fascismo puro y duro"

Amar a España es facha. Pues muy bien entonces soy facha ¿y que?

Los nazis catalanes que dicen amar cataluña y copian hasta la nausea las formas fascistas de Mussolini ¿que son? ¿patriotas o imbéciles? ¿la copia de Mussolini no nos da pistas?

¿Sabes la última ocurrencia? ahora van a ir "casa por casa preguntando sobre la independencia", como lo lees, "casa por casa" ¿es eso democrático, y legal? Por que este puto gobierno no interviene la autonomia? Ese supuesto se contempla en la Ley de leyes que es la Constitución, pues aplíquese y que se cumpla la ley. El estado ya está asumiendo los costes de los préstamos del FLA a cataluña.

A costa del sacrificio de todos los Españoles. ¿Eso es legal? poco importa en un país donde la ley es papel mojado.

un beso

Juan Nadie dijo...

Está más claro que el agua clara (para mí, no sé si para los demás): Facha hoy en día se le podría llamar a quien está enrocado en unas ideas (periclitadas normalmente) y que, siendo incapaz de salir de ellas, intenta imponértelas como si fuesen la verdad revelada, llamándote de todo si no piensas como él.
Que les vayan dando.

Douce y el Náufrago dijo...

No me gustan los que se ponen o ponen 'etiquetas':

Me da lo mismo: el que pone la placa de 'facha' a otro, como el que firma: "Progresista".

Que la Luna nos acune



Campurriana Campu dijo...

La historia se manipula, Ripley. Siempre se ha manipulado y, por ello, cada uno aplica los calificativos que van más con su ideología a unos u a otros sucesos o personajes. Ideología, por cierto, tantas veces heredada porque la vida la cuenta cada uno a su manera, a la manera de los suyos... En ocasiones, también juegan un papel importante los intereses. En bastantes ocasiones, diría yo...

Muchas veces son fachas (en los términos que cita Juan Nadie) los que, curiosamente, se colocan muy lejos de este calificativo.
Eso creo yo.

Dichosas etiquetas, Nau.

Ripley dijo...

Volvemos al tema palabras y contenidos. Una cosa es la "manipulación", con lo que estoy de acuerdo contigo y otra la "invención" de toda una historia inexistente. Un lavado de cerebros por llamarlo de alguna manera.

también estoy de acuerdo con Juan Nadie. Es lo que yo quería decir pero no tengo esa clarividencia ni capacidad de síntesis.

En 17 días tengo que ir al hospital del ébola.

Besos

Campurriana Campu dijo...

Toda manipulación es una invención en cierto modo. Por otro lado, según cada circunstancia vivida, la historia se cuenta...

Lo que creo es que en todos los extremos, por extremos que sean, siempre hay algo de razón. No debemos situarnos en ellos, precisamente por este motivo.

Cuidado con el hospital.
Otra cagada de la Ministra. Me pregunto para qué sirve tanta OMS y tanto Gobierno.

Nunca debiera haberse movido a los afectados.

En fin.

Marina dijo...

Muy bien!!!