11 de enero de 2015

El humor no tiene que tener límites



El día que pongan límites al humor, estaremos muertos. Más muertos todavía.
Y es que siempre va a haber algo que moleste a alguien. Siempre. Por eso el sentido del humor denota cierta inteligencia. Una inteligencia necesaria para poder evolucionar como personas, como sociedades decentes.

No se puede poner límites a lo que abre los ojos. La autocrítica es el camino para seguir avanzando.
Sin el humor, estamos muertos.

Nota: De todas las viñetas que he visto estos días de la revista Charlie Hebdo, escojo ésta. Porque muestra esperanza a pesar de todo; una esperanza totalmente necesaria.

Respecto a la manifestación de hoy en París contra el Terrorismo, tengo un sabor agridulce. Ojalá pudiese sentirme totalmente emocionada al verla pero siento mucho dolor interno por la hipocresía, por la manipulación existente en una sociedad cada día más desinformada. O, más bien, igual de desinformada que siempre a pesar de la red de redes.

Me quedo entonces, para finalizar esta entrada, con la parte dulce de este sabor agridulce: esa Unión ante el Terror. Lo de la libertad de expresión es otro cantar de cantares. Ya me entienden...

8 comentarios:

Douce y el Náufrago dijo...

He pasado todos estos días viendo, sintiendo, sufriendo todo lo que ha ocurrido.

Por supuesto que el humor, humor, sabemos sentirlo y nos abrimos con ello por dentro y hacia fuera. Sin ello la vida sería muy triste, y estos días lo he visto entre las ráfagas que lo destruía.

He visto parte de esa manifestación, lo encontré bien, normal, pero esta mañana temprana sentía el dolor de la puya más honda cuando leí un artículo que decía entre otras verdades y realidades: "Un Imán radical los captó en su barrio cuando fumaban hachís y escuchaban rap. El pequeño terminó radicalizándose en la cárcel; el mayor, en Yemen."

Ese 'final' ha cumplido lo que hemos visto, sufrido, todas estos días. Vale la pena leerlo y después decirse: "¿Quiénes son los verdaderos verdugos?

(Perdona, Campu)

Sergio DS dijo...

Sin duda el día que deje de reírme, para empezar de mí mismo, será que estoy bajo tierra.

Un abrazo y muchas risas.
:)

Ripley dijo...

Esto está muy bien para los medios que harán su agosto vendiendo periódicos y con enormes cuotas de publicidad en el share de las televisiones pero nada mas.

En Afganistán a la misma hora estaban dando saltos de alegría.

Y en esta idiotizada España, Podemos y pablo apoyando a eta, esta vez sin willy toledo.

Naturalmente que la hipocresía reina entre nosotros. Es vergonzante ver a Rajoy en una manifestación contra el terrorismo cuando este sujeto ha excarcelado a mas asesinos él solito que todos los presidentes que le precedieron. Ya me hubiera gustado ver la reacción de Cameron ante lo dicho por Bruselas a España y como hubiera actuado el inglés. Es vergonzante ver a nuestro ministro del interior que desarma a la Guardia Civil que custodia nuestras fronteras y que hace unos días no acudió al funeral de un policía español asesinado por uno de esos moros de mierda. Vergonzante es poco. ¿Que pensaría la familia de este policía y que pensarían sus compañeros al ver esa escena? Seguramente lo mismo que yo.

Es vergonzante que de una manifestación de "unidad nacional" se prohiba la asistencia a la misma al Frente Nacional de Jean Marie que representa a una cuarta parte de Francia. ¿A eso como le llamamos? ¿Es que esas personas no tienen el mismo derecho a manifestarse? Flaco favor le ha hecho Hollande a la República.

En cuanto al humor. Es una cualidad exclusívamente humana en el reino animal.
Solo nosotros la tenemos porque solo nosotros tenemos consciencia del propio ser, de la identidad individual que nos hace únicos y diferentes y es por ello que en los países libres podemos reirnos sin miedos. Los talibanes mataron la risa, lo mataron todo.

Ripley dijo...

Quise decir Marine Le Pen. La hija

Campurriana Campu dijo...

Nau, efectivamente, los verdaderos verdugos son los que se benefician de verdad de esa ignorancia creada, alimentada.

Muchas risas, Sergio. Muchísimas.

Por eso los talibanes están muertos en vida, Ripley.

De todas formas, debo decir que dudo de tantas cosas en esta historia. Ahora mismo estaba pensando en el término "talibán". ¿Qué significa?
Tengo que ponerme al día.

Campurriana Campu dijo...

Aprovechando...¿conocéis alguna fuente seria y fiable para comprender un poco más todo lo que rodea al islam?...

Os lo agradecería mucho.

Juan Nadie dijo...

Desgraciadamente, aún hay quien le pone límites al humor. Es como ponerle puertas al campo.
El más grave problema de los maximalistas (y no hablo solamente de los radicales religiosos, sino de cualquiera que crea en la infalibilidad de sus propias ideas, o de las de su "secta" política o religiosa), es que no saben reirse de sí mismos.

Campurriana Campu dijo...

Juan, te voy a contratar como colaborador del saloncito. No te dejo el papel de anfitrión porque en mi saloncito mando yo.

;)