4 de febrero de 2015

Niños-Estrella... ¡qué grima!



Debo confesar que sólo he visto cinco minutos de todos estos programas de cocina juntos. Debo confesar que no puedo soportarlos. Si no puedo soportarlos con adultos, no os diré el grado de repelús que me provocan con niños. Hablo de cocina como puedo hablar de estrellas de la canción. Me da lo mismo.

De verdad, ya sólo ver esta fotografía y el titular de prensa relacionado y se me abren las carnes:




“En MasterChef aprendí que la cocina es un trabajo muy sufrido”

El ganador del concurso gastronómico asegura que tiene pendiente cocinar "un buen arroz"





Es horrible, espantoso, miserable. Por parte de los medios y, sobre todo, por parte de las familias que meten a sus niños en tales esperpentos.

Y luego dicen que la naturaleza es sabia...

Aviso: la "información" mostrada tras los enlaces anteriores puede herir sensibilidades.

5 comentarios:

Coccinellidae. dijo...

Maaadre del amor horroroso...sí dan repelús y lo digo yo que he visto un par de programas...¡enteros!
Sí lo confirmo, soy masoca. Da repelús ver cómo se comportan y dicen frases hechas que han oído a adultos...queda como muy guay pero a mi me rechina. Seguro que yo también lo hacía pero al menos no salía en la tele diciendo esas paridas.
Y en la radio pude deletairme con algo que dijo uno de los niños "que limpien ellas que lo hacen mejor por genética" o algo así. No veas qué polémica...
En fin, de todas formas el programa más visto de la televisión es gran hermano vip. Intenta aguantarlo 30segundos y nos cuentas. Y lo peor es que aunque no quieras verlo ni saber de él te enteras de todo contra tu voluntad.
Ojalá los oídos se pudieran cerrar como los ojos.

Geus dijo...

Es así, todo lo que tenga audiencia se pondrá independientemente de todo lo demás. No me gusta masterchef, pero pienso que la oferta de tve es generalmente buena. En cuestión de telebasura nadie gana a mediaset.

Un abrazo

Juan Carlos dijo...

Pero de verdad ¿alguien se puede creer que un crío de entre 8 y 15 años sabe cocinar algo más complicado que un huevo pasado por agua o un poco de espagueti con tomate (frito, por supuesto)? Todo lo que hacen se lo han enseñado en los ensayos, incluyendo las frases tópicas que espetan por esa boquita. Vamos, que me creo yo que sepan usar una olla o hacer un cordon bleu como parece ser ¡ja!
¡Qué explotación!
Salu2

Ripley dijo...

Los niños tienen que ser niños, vivir la infancia y los padres tienen que ejercer como tales que es formarlos para el día de mañana. Sin embargo es escalofriante ver niños que se saltan la mejor época de la vida gracias a la dejación de funciones de sus progenitores, que no controlan lo que sus hijos ven porque seguramente ellos también consumen telebasura.

Cualquier gilipollas puede hacer un hijo pero ser padre es otra cosa.

Los niños de hoy tienen muy difícil ser personas libres e independientes cuando sean adultos. Se empieza en la guardería, luego en casa viendo toda suerte de imbecilidades, se sigue en el colegio y una vez debidamente adoctrinados y alienados se acaba votando al descamisao.

Mi ex que es médico cirujano, y uno pensaría que por tanto una persona seria e instruida que ha ido a la universidad, resulta que no, es el paradigma de la idiotez, una consumidora compulsiva de la cadena amiga que tiene puesta todo el día y cuando le digo que esa mierda le está matando el cerebro pilla unos rebotes increíbles. A mi es que no me entra en la cabeza. No le preguntes que río pasa por París, ¿París tiene río?, si cariño y Londres y Madrid y Toledo y Badajoz y Lisboa y Praga, eso sí, se conoce al dedillo las intimidades de toda esa materia fecal humanoide. ¿Pero quien puede aguantar dos frases seguidas de Paz Padilla sin tener arcadas?

Una vez leí que "un especialista es alguien que lo sabe todo sobre una sola cosa e ignora todo lo demás", parece que el autor escribiese esto pensando en ella. Porque la sacas de la medicina y no sabe una mierda. A mi me llena de pena y desazón. ¿Como se puede ir por la vida sin saber que significa "el pañuelo palestino?, pues ella compró uno y cuando le expliqué las connotaciones dijo, pues es la moda todo el mundo lo lleva, hasta que el camarero del bar de la esquina me secundó y lo explicó bien clarito, ¿y como se puede vivir en la mas absoluta de las ignorancias y no saber quien es Ricks o que hacía en Casablanca? ¿casa que?, da igual tesoro, ¿sabías que Angelina Jolie se ha operado?. Pues no, ni puta idea, ¿Sabes tu quien es el padre de Angelina?. En fin, hace años cuando todavía podía usar el metro veías niñas, que ni siquiera adolescentes, pintadas y maquilladas como si tuvieran diez años mas, sí, cuando digo niñas hablo de ocho a diez años y ni te cuento las minifaldas.

Los medios crean seres vacíos y esquizoides, ¡como si los chavales no tuvieran suficiente con el colegio!

¡Coño yo veía "cesta y punta"! ¿Te acuerdas?. Cada vez vamos a peor y uno añora las dos cadenas, el blanco y negro, las historias para no dormir, a Balbín en La Clave, a Hermida o Amestoy, el Teatro, sí porque antes el teatro salía en televisión, como aquellos actores del Estudio 1, incluso recuerdo a Mariano Medina con su tiza y pizarrita explicándonos el tiempo.
Por cierto para mí la información meteorológica dejó de tener interés cuando Charo Pascual se retiró a un convento de monjas en Inglaterra. Pero esa es ya otra historia muy interesante pero queda para otro día.

Besos

Campurriana Campu dijo...

Coccinellidae, me quedo con tu última frase.

Geus, últimamente casi sólo utilizo la televisión para practicar idiomas y ver películas. Es cierto que es inevitable estar al tanto de unas cuantas polémicas creadas si uno se mueve por las redes y por el mundo...

Juan Carlos, obviamente, todo es mentira en televisión. Más en estos programas-teatro. Aún así, se sigue "tragando".

Yo añoro tantas cosas, Ripley. Y sí; estos niños me dan pena además de grima.