4 de abril de 2015

Un recuerdo para Kenya

Fuente de la fotografía

Al menos, 147 muertos en Kenya. 
Aquí, la noticia. También en la fuente de la fotografía, que es la página de la CNN.

No es un ataque religioso, sino un ataque por la ignorancia que se alimenta desde los países denominados "de primer mundo". 

África duele porque, en el fondo, veo que no hay solución. Si ellos empezasen a vivir mejor, nosotros, inevitablemente, tendríamos que empezar a vivir peor.

De ahí, la hipocresía. Nuestra hipocresía.

7 comentarios:

Ripley dijo...

Voy a hacer caso a Quevedo: Que manía con echarle la culpa al primer mundo de lo que hacen unos cafres en el tercero. Los moros siguen a lo suyo que es asesinar cristianos. Hasta el Papa Bergoglio ha invocado una "guerra justa" para ayudarlos frente al genocidio que sufren. De no ser por los españoles hubiera sido imposible un jefe de la iglesia no europeo. Perdóname pero esa conclusión me parece una chorrada impropia de alguién instruido. Eso es algo que solo puede creerse un idiota o un progre que vienen siendo lo mismo.
Por cierto, esto te sorprenderá pero el mayor daño que se hace a la capa de ozono no proviene ni de las industrias ni de los coches sino de los pedos de las vacas pero esto claro, un rojo-progre-de-salón-ecologista-de-última-hora, no reconocerá nunca. Es mas fácil culpabilizar al mundo desarrollado, CIVILIZADO y LIBRE. ¡Que se vayan todos a vivir a África y disfruten de las bondades de sus dictadores, basta con que lo hagan a Guinea Ecuatorial, la otrora rica provincia española y hoy enorme, salvaje e inhumana cárcel para todo aquel que se permite disentir del pensamiento único. Venga, a ver quien es el primero. ¿Willy Toledo estás por ahí?. No claro, en Cuba es mas fácil follarse a una niña de trece años. Por cierto el dictador Coreano ha creado un cuerpo de niñas entre 13 y 15 años para sus placeres sexuales. ¡Cuanto monstuo criminal hay suelto en pleno siglo XXI!. En fin.

Campurriana Campu dijo...

Ripley, no estoy en absoluto de acuerdo contigo. Me parece increíble que digas eso con tanta alegría. ¿Unos cafres del tercer mundo?. Permíteme que te lo diga: África es un continente explotado por el primer mundo. Mira todas las materias primas que tienen para uso y disfrute de los países más ricos...oro, café, diamantes, petróleo, etc. etc.

Damos cierto poder a unos cuantos dictadores bien mantenidos y les vendemos armas a los ignorantes para que se maten entre ellos, mientras nosotros vivimos de p.m.
Es así porque somos así. Y, sinceramente, creo que sólo ellos pueden salir de su triste situación. Que no esperen nuestra ayuda. Que no la esperen.

Me da asco el ser humano. También todo lo contrario.

TORO SALVAJE dijo...

Es tal como dices.
Que horror.
No tienen escapatoria.

Saludos.

Geus dijo...

La verdad es que es un tema complejo, y entiendo en cierto modo lo que dice Ripley y en algún aspecto sí estoy de acuerdo con él, como la alusión que hace sobre aquellos que ponen ejemplos y dan ejemplo de palabra... y para todo lo demás... para eso usan USA, aunque no en el grueso de su discurso, porque sí que es cierto que habría cosas que nosotros deberíamos cambiar, tenemos mucho que reflexionar. Es un tema complejo y la situación de África debería poderse cambiar sin que nos parezca una utopía, porque el primer mundo, aunque no cometa asesinatos directamente, sí que tiene la sartén por el mango y por tanto el deber moral de actuar y no mirar para otro lado.

Un abrazo

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Yo sí creo que tenemos la culpa: los explotamos, controlamos sus gobiernos, sus mafias, sus desarrollos. Y luego los abandonamos cuando no nos interesan.
Besos.

Ripley dijo...

Pues lo tenéis bien fácil. Un viaje por ejemplo, al Zimbabwe de Mugabe o a cualquiera de las muchas dictaduras africanas que al parecer son culpa de los infernales y malvados occidentales. Dicen que para muestra un botón, pues ahí va: Egipto, Mauritania, nuestra Guinea Ecuatorial -conocí y traté a Severo Moto-, y cuyo dictador Teodoro Obiang es el mas longevo de todo el continente y no da muestras de cansancio, treinta y cinco años y sigue sumando, entre sus logros sin duda en la punta de la pirámide se encuentra el tráfico de mujeres y niños para su explotación sexual y trabajos forzados, naturalmente una industria sin duda ninguna muy europea, en este caso la culpa es de España. Sigamos, Angola, El Congo, Sudán, Eritrea, Etiopía, Djibouti, el Chat, Swazilandia, Camerún... y tras bajar del avión os presentáis en una comisaria para entregaros ya que tenéis tan clara vuestra culpabilidad yo no podría vivir con ese peso sobre mi conciencia.

Campurriana Campu dijo...

Somos culpables desde el momento que estrechamos la mano de estos dictadores a cambio de un puñado (gran puñado de materias primas) que nos permiten vivir mejor a un precio razonable.

Las empresas del primer mundo que comercian con estas materias primas son las que mantienen contentos a estos gobiernos sanguinarios, y los dirigentes europeos y americanos les ponen el pisito ostentoso o el caprichito que se les antoja, para el mantenimiento de la economía de sus países.

Mientras tanto, también seguimos vendiendo armas para controlar revueltas, para provocarlas si levantan la voz los pobres muertos de hambre que no saben controlar su destino.

Somos demasiados. Obviamente, éste es el principal problema.