9 de junio de 2015

Zerolo




Hoy ha muerto Zerolo. Lo seguía en las redes y hace algún tiempo su voz desapareció de ellas debido a su delicado estado de salud. Le he criticado por su populismo. También le he felicitado en otras tantas ocasiones. La forma con la que afrontó su enfermedad lo hizo grande, más grande. Grande porque no perdió su amor por la vida, la lucha constante por lo que él consideraba justo, sus ilusiones que agarró con fuerza hasta el último suspiro.

De Zerolo había muchas cosas que no me gustaban. Le perdono todas por esa fuerza vital que tenía y que es, a veces, tan fácil de perder. Tan fácil...

Hasta siempre.

5 comentarios:

Juan Nadie dijo...

No habré estado muy de acuerdo con algunas ideas de Pedro Zerolo, pero es una lástima que haya muerto tan joven. Descanse.

Douce y el Náufrago dijo...

Buenas noches Campu:

No he seguido demasiado a Zerolo y sus ideas, pero me pareció correcto en sus exposiciones. No sabía tampoco de su enfermedad. Hoy he conocido muchos más aspectos, tratos y el trato con sus amigos. Lamento su pérdida y por otra parte he sentido su entereza: buena lección.Descansa en paz.

Campurriana Campu dijo...

Juan Nadie, siempre entristece que se mueran las personas. Si son jóvenes, mucho más. En el caso de los que tenían mucha vida por vivir...pues una pena mayor. Algunos, es cierto, pasan por la vida por pasar... No sé si me explico. Hablo de la fuerza vital.

Nau, sus ideas no eran las mías. Demasiadas utopías dada su edad. Aunque, como mencionaba Mario Conde en la entrevista, las utopías también son necesarias.

Un abrazo.

Ripley dijo...

Estaba repasando el blog y he visto esta entrada. Sabía que estaba enfermo pero no he seguido su trayectoria política por tanto no tengo opinión sobre ese punto. En cuanto a la fortaleza vital de la que hablas este ya es otro asunto, hay quien la tiene, quien no y quien debido a las circunstancias la encuentra aun ignorando de que manera la ha conseguido. A mí me decís muchas veces que admiráis la fortaleza y el modo que tengo de afrontar mi enfermedad pero no es fortaleza Campu, no soy una persona fuerte emocionalmente, sino todo lo contrario o al menos así me percibo pero sí tengo claro lo que me pasa y simplemente lo he asumido con naturalidad. Se todo lo que me va a ocurrir lo que no sé, nadie sabe, es el momento en que sucederá, a día de hoy he recibido señales, digamos que son avisos. No me asusta la muerte, desde que mi madre nos dejó siendo muy joven interioricé que me iba a pasar lo mismo, me preocupa el dolor pero ya me han dicho que no lo habrá y lo que sí me jode enormemente es que ya no pueda ser donante de óganos. Quizá la peor noticia que me hayan dado en los últimos tiempos.

Y Zerolo que descanse en paz.

Campurriana Campu dijo...

Ripley, sigo creyendo que eres una persona fuerte a pesar de las dificultades que te ha puesto la vida delante. Mientras continúes interesándote por las cosas, y me consta que lo haces, la vida seguirá mereciendo la pena. Estaremos de acuerdo o no pero tienes algo que me encanta y que no suele abundar en estos tiempos tan políticamente correctos y tan hipócritas tantas veces: te mojas, dices lo que piensas sin tapujos. A veces, tengo que llamarte la atención por los calentones pero, en el fondo, te perdono siempre. Te conozco un poco y eso me ayuda. Y, además, los calentones a veces son inevitables e, incluso, positivos.

Zerolo, creo, era un buen hombre que dejó tras sus utopías más libertad para algunas personas. Por ello, merece un recuerdo para siempre. Un aplauso eterno.

Un abrazo.