14 de febrero de 2016

El amor en los tiempos de las aplicaciones




Me siento tan alejada de estos tiempos de amor de pantalla, que me colocaría en una de esas vitrinas de los años ochenta decoradas con figuritas de porcelana que se juntan para besarse, con morretes mucho más naturales que los de las celebrities que rondan ahora por las fotografías compartidas. Recuerdo cuando era pequeña. Me gustaba colocarlas del revés o besando a otras figuritas de la estantería... Sus labios no se unían con tanta perfección pero a mí me hacían gracia esos juegos un tanto crueles. El desamor, por lo visto, se piensa desde bien joven. Se tiene presente de alguna manera, incluso aunque no se haya sufrido como mandan los cánones. Sin la fuerza del desamor, el amor, tal y como lo conocemos, no sería posible.

¡Y qué hermosa esa madurez del amor! Cuando no necesitas demostrar nada a nadie por orgullo o dinero. Cuando no te importan los juicios ajenos. Cuando puedes despertarte junto a la persona amada con un grano en la punta de la nariz y reírte con ella de esa pequeña desgracia cotidiana.

Esa madurez del amor que convierte al otro en FAMILIA. Esa madurez que sólo se consigue superando baches, agujeros negros en ocasiones, momentos íntimos compartidos de toda índole. 

El tiempo...ese gran amigo y ese gran enemigo de las relaciones a dos. La clave está en saber gestionarlo y en quererse. Quererse mucho.

¿Y si no tienes pareja? me preguntan...
Si no tienes pareja, quedan tantas cosas también...

9 comentarios:

Luna dijo...

Genial!!!

Juan Nadie dijo...

Siempre me han hecho gracias esas fotos donde, sobre todo las mujeres (lo siento), ponen la boquita tal que así para besar... ¿a quién? ¿al aire, o al espejo? ¿Dónde están los besos de verdad?

Campurriana Campu dijo...

Gracias, Luna. Se ve que lo compartes...jeje

Juan, tengo que darte la razón. ¡Qué manía con los besos al aire cuando existen un montón de labios deseosos de ser besados!

:)

Marta M. dijo...

Hola: hoy en día las parejas viven por y para las redes sociales...es todo postura. Me encantaron tus palabras porque también defiendo las parejas que perduran en el tiempo y saben gestionar los tiempos... Seguimos en contacto

Campurriana Campu dijo...

Marta, la vida real de calor y frío húmedos.
Lo de la gestión de tiempos...tarea difícil pero no imposible.

Douce y el Náufrago dijo...

Campu

Hay tantas parejas que aparecen en todo lo que se vende que llega el momento que ese 'poquito' ya cansa.

Las verdaderas 'parejas' no se exiven (Digo yo...)

Berta siente, pero no se exive.

Campurriana Campu dijo...

Nau, mostrarse con orgullo todo el tiempo debe de ser agotador...

Berta es más lista. Mucho más ;)

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Hay tantas formas de amar, que para qué odiar...
Besos.

Campurriana Campu dijo...

Pedro, desgraciadamente, perdemos demasiado tiempo haciéndonos la vida imposible.