20 de marzo de 2016

La habitación (película 2015)



Salvo el doblaje, me gustó esta película que deja con los pelos de punta. Deja con los pelos de punta porque uno, cuando la está viendo, sabe que podría ser perfectamente una historia real; una historia de carne, hueso y demasiado horror. De fantasía también y sobre todo. De la fantasía creada por y para un niño para sobrevivir, para vivir de alguna manera dentro de un mundo tan pequeño que, a veces, llega a resultar acogedor frente a lo desconocido del espacio exterior.

Fui a verla sin saber absolutamente nada de ella. Me gusta acudir así al patio de butacas. Una ignorante feliz que siempre espera algo de la película elegida. A veces, acierta. Otras veces, desgraciadamente, se hunde por la dejadez de los que sólo crean cine para ganar unas pelillas sin apenas esfuerzo y a corto plazo. 

Y....todo depende. A veces el cine sin sentido también nos hace ser felices. ¿Quién no ha dicho alguna vez "quiero ver una tontería"?

Esta película puede criticarse, incluso por un cierto parecido con el cine de sobremesa. Pero no nos equivoquemos. El doblaje puede ser cruel con las historias de verdad. Y La habitación es una historia de verdad al fin y al cabo. Una historia que nos deja pensando...

¿Cómo podemos llegar a hacer semejantes crueldades los seres humanos? ¿qué hay de maldad en ello? ¿qué hay de enfermedad?...

Ni idea. No tengo ni idea pero me dejó con los pelos de punta. 

Recomendable.
El niño, un diez. La mamá, también.

5 comentarios:

Marta M. dijo...

Hola. me gustó leer tu valoración sobre esta película. Aún no la fui a ver porque leí varias críticas de cine y me deja un poco intranquila la trama. Seguimos en contacto

Pedro Ojeda Escudero dijo...

La tengo en pendiente. Hay quien defiende el doblaje de las películas en España. Yo cada vez menos.
Un beso.

Campurriana Campu dijo...

Gracias, Marta. No he leído críticas. Lo que digo es lo que siento tras ver la película. Es un tema que da mucho de sí. El ser humano se agarra a lo que sea para seguir viviendo. Como cualquier ser vivo...

La vida tiene mucha fuerza. Nos tira hacia ella hasta el último suspiro.

Pedro, el doblaje, a veces, enriquece.
;)

Chaly Vera dijo...

A dos niñas (4 y 6 años)su padrastro las abandona en la selva, seis dias despues las niñas son encontradas. Ellas se encontraban sanas pero llenas de picaduras de mosquitos, cuando les preguntaron que comian ellas inocentemente contaron que comian frutos que encontraban y tomaban agua de las hojas (rocio)ellas no tuvieron miedo de nada en su inocencia, pues se echaban en el suelo y se cubrian con la hojarasca.
Un adulto se hubiera muerto de miedo, pues andaria temiendo encontrar un tigre, serpientes y arañas y no se hubiera atrevido a comer alguna cosa que no conociese.

Abrazos

Campurriana Campu dijo...

Chaly...tan cierto. A veces, la bendita ignorancia nos hace salvar obstáculos. El saber demasiado, todo lo contrario.