17 de mayo de 2016

Estado de ánimo otoñal




Y digo otoñal, por decir algo.
Hoy ha hecho sol en Galicia pero me siento como en un día de lluvia: triste, melancólica, sensible, susceptible, caprichosa...
He salido a dar un paseo, por si mejoraba el ánimo, y podría definirlo como sordo. Un día sordo en el que la alegría no se contagia ni a tiros. Seguro que comprendéis bien lo que os digo... Seguro que ya os ha ocurrido.
He recordado de nuevo a Ripley, a Jan Puerta, a María Jesús Paradela...
No asimilo que ya no pueda volver a verlos por el saloncito escribiendo sus pensamientos, sus opiniones...sus palabras tan valiosas.
Es, sin duda especial, la muerte de un bloguero.

También es cierto que por aquí no va a quedar nadie.
Pero...me cuesta hacerme a la idea.

6 comentarios:

Douce y el Náufrago dijo...

Buenas tardes, Campu.

Aunque se te pusiera ayer otoñal para ti debemos volver a nuestro ‘primavera’ . Nos pasa a muchos en esos momentos. Hacemos o nos hacen, todo eso que dices. Por supuesto comprendemos lo de sentirnos sordos nuestra felicidad.

Sentimos pero debemos recordar de otra forma aunque nos cueste .El ‘saloncito’ que vuelva a su sitio, lo piden los que ya no están así, pero sí existen de otra manera, lo que nos siga dando.

Normal que nos cueste, pero ellos piden que sigamos.Debemos tratar sentir más la primavera que nuestros otoños

Berta está siempre viviendo sus primaveras

Miguel dijo...

Ánimo y a seguir adelante.

Un abrazo,

Campurriana Campu dijo...

Qué bonito mensaje, Nau. Estoy segura de que Ripley nos animaría a seguir dándole a la tecla. Saldré a sacar fotografías para dedicárselas. Ahora tenemos que agarrar con fuerza nuestras primaveras.
Un abrazo con muchísimo cariño.

Miguel, aprovecho para decirte que tu homenaje a nuestro amigo fue uno de los que me tocó especialmente la fibra. A él le encantaría leerlo. Estoy segura.
Preciosa despedida. La perfecta para nuestro Ripley.

Voy a poner el enlaceaquí. Merece la pena leerlo (y escuchar la música que lo acompaña y que tanto gustaba al protagonista).

Gracias, Miguel. Me alegro de haberte encontrado.

Jota Ele dijo...

Hay que seguir, Campu, hay que seguir.

No busques otoños en primaveras, sería un gran error.

Además, al gruñón no le gustaría nada. ¡Pues no lo está pasando pipa viendo a todos sus amigos!

Besos.

Campurriana Campu dijo...

Y seguiremos, Jota Ele. Ocurre que, de vez en cuando, me siento más vulnerable. Estas noticias, como no podría ser de otra manera, me tocan especialmente la fibra. Y lo que más siento, lo que más me duele de toda esta situación...ese sufrimiento en soledad...
Ahora, como bien dices, ese sufrimiento ya no lo tiene. Ya descansa tranquilo...

Besos y, de nuevo, gracias. Has sido un gran apoyo estos días para todos nosotros, Jota Ele.

Recuerdos, por cierto, a ese Madrid que tanto añoro... Espero pisar pronto suelos madrileños (y cámara en mano).
;)

Campurriana Campu dijo...

Me han entrado unas ganas tremendas de coger la cámara y salir a fotografiarlo todo. Especialmente, esos momentos de las grandes ciudades, del barullo, de los gestos, de las prisas y las lentitudes.
Es verdad que últimamente he dejado de lado este asunto fotográfico. Nunca lo he cogido como muchos de vosotros pero sí algo...
Regresaré. Eso espero.

La culpa ha sido de Ripley. He vuelto a pisar su blog más positivo:

Pasaba por ahí

¡Cuánto humor en él! ¡Qué especial su fotografía!