11 de marzo de 2017

Tarde lluviosa de sábado...



Hoy me he refugiado en este camino hacia la playa. No es un camino de verano, sino de otoño... De estas estaciones locas que regresan a nuestra Galicia con ánimo de sorprender, de enseñarnos algo. 
Llueve esta tarde y apetece estar en casa. La ciudad, no sé por qué motivo, parece más solitaria que nunca este fin de semana de marzo.

Os recuerdo, amigos blogueros. Aún quedáis algunos por aquí y eso me reconforta. Como una taza de café caliente y como un buen puñado de palabras inteligentemente encadenadas.

Que sea provechosa tarde, que sea provechosa vida.

P.D.: Hoy no tengo ganas de polémicas pero, os aseguro, muchos deseosos de crearlas, con o sin motivos. O con motivos manipulados, mezquinos.
Pero eso. Hoy no tengo ganas de polémicas. Ya hay bastantes pululando por ahí.

10 comentarios:

Miguel dijo...

Un saludo desde esta mañana soleada en Piura en la que los 31º de temperatura se suman a la humedad que las inundaciones ha dejado en el ambiente. Prometedor día de verano.

Campurriana Campu dijo...

Miguel, he visto tus fotografías y son, aparte de bellísimas, todo lo contrario.
Siento que ocurran estas cosas. Las naturaleza, sin duda, nos pone en nuestro sitio.

Espero que sean prometedores esos días que llegarán. Que después de la tempestad, venga la calma prometida.

Un abrazo.

Perfida Canalla dijo...

Un paisaje impresionante. Envidio de corazon tu estupendo paseo.

Por cierto soy Pérfida
Un saludo coleguita

VENTANA DE FOTO dijo...

Un mes de marzo bastante cambiante, en el que el sol brilla con fuerza por Andalucía invitando a ir a la playa y de golpe y porrazo nos encontramos que se desploma las temperaturas y tenemos que ir acompñado de chaquetón y paraguas...tanto cambio de tiempo me tiene con un tremendo constipado.

Me alegro ver una nueva entrada tuya y de que te encuentres animada para seguir con el blog...aunque ahora no tengas ganas de polémica.

Besos

Matías dijo...

Después de los 25º del sábado llego este cambio con nieve incluida.
Claro que casi siempre comienza un día antes por Galicia.

esteban lob dijo...

Disfruto con tus pensamientos, Campurriana. Tampoco acepto polémicas al respecto.

Pilar Cárdenes dijo...

Hola Campu. Por casualidad vi en el perfil de alguien el título de tu blog y vine como un rayo. Eché una ojeada; cuando me di cuenta estaba leyendo tu escapada al campo a primeros de año.
Me gusta tu estilo, me gusta tu blog y, sin importar el tiempo que tardes en postear de nuevo, no te perderé de vista.
Un saludo y feliz tarde

Campurriana Campu dijo...

Pérfida, un saludo desde estas tierras de sol y sal. Os llevo a todos en el siguiente paseo... Siempre me acuerdo de mis blogueros cuando camino.
De los tuiteros, a veces.
;)

Ventana, me gustan las polémicas respetuosas. También, acaloradas. Ambas no tienen por qué ser incompatibles.

Matías, un sábado al sol es mejor que un lunes al sol. Sin duda. Y lo de la nieve...pues también parece otro buen plan. Los humanos, para eso, somos gente adaptable.

Esteban, yo no es que no acepte polémicas. De ellas también se aprende mucho. Pero, como he dicho anteriormente, con respeto, con serenidad. Aunque, a veces, es tan difícil...

Un abrazo a todos. Me encanta veros ahí. Me anima y me ilusiona.

Campurriana Campu dijo...

Pilar, acabo de ver tu comentario. Es verdad que esto de internet oculta tanto corazón como el espacio que existe fuera de la red. Y es que me seguís sorprendiendo, ilusionando.

Aparezco cuando puedo, cuando tengo fuerzas o cuando no las tengo. Utilizo este saloncito, ya te aviso, como desahogo puro y duro.

Aquí me tienes y eres libre de abrir la nevera cuando quieras. Y de coger los libros de las estanterías...que me he enterado de que te gusta leer, Pilar. Eso dice mucho de ti.

Un abrazo y encantada de conocerte.
Seguimos en contacto, gracias a esta magia que nos rodea y enreda.

Pilar Cárdenes dijo...

Campu, muchas gracias por este comentario de bienvenida a tu espacio.

Un abrazo.