27 de septiembre de 2007

Y dicen que la arruga es bella...


Que levante la mano el que reconozca a Belén Rueda en esta fotografía, portada de una revista que presume de ser defensora de la mujer. Supongo que se referirá a ese tipo de mujer que se valora casi exclusivamente por la calidad de la colección de zapatos que guarda dentro de su armario (y es que quizá su marido sea zapatero...) y por su apariencia física (y, por supuesto, joven, incluso aunque se tengan 50 primaveras).
Tengo que decir que es paradójico, por ejemplo, el encontrar entre sus páginas un artículo como aquél en el que se hacía una crítica, bastante sensata, del programa presentado por Judit Mascó en el que un grupo de chicas, que curiosamente presumen de tener una familia que las quiere, son totalmente humillladas y utilizadas.
Puede que sus padres no tengan demasiadas neuronas, puede que ellas tampoco, puede que el dinero elimine cualquier resquicio de amor propio...
Muy triste.


2 comentarios:

Culoman dijo...

No es Belén Rueda. Es una táctica muy utilizada por las revistas, poner la foto de una modelo, su nombre en algún lado de la porta y luego, en letras más grandes, publicitar algún reportaje o entrevista en el interior.

Campurriana dijo...

Si ves las fotografías del interior te darás cuenta de que intentan hacernos creer que es ella la mujer de la portada...