25 de diciembre de 2009

Reflexiones navideñas...



Éstas son fechas que provocan en mí sentimientos contradictorios. Por un lado me gustan por esos brindis con amigos y familiares que desprenden calor, cercanía, cariño, apoyo. Por otro lado, recuerdan de una manera nostálgica y triste la falta de personas a las que hemos querido y ya no están, el inevitable paso del tiempo, más imparable aun a medida que vamos cumpliendo años, Nochebuenas, Nocheviejas, días de Reyes.

Me decía un amigo hace poco que ahora la vida le parecía un tren en el que uno montaba sin conocer su destino. Un tren con una sola parada que va a la velocidad del rayo.

13 comentarios:

Logio dijo...

Yo me acosté a eso de las cuatro y los niños me levantaron a eso de las siete, ¿que quieres que te cuente?
¡Feliz Navidad!

Campurriana dijo...

Logio, a mi eso aun no me pasa pero es cierto, tu tren debe de ir desbocado...

Feliz navidad a ti también. La ilusión de los niños seguro que lo compensa todo.

Amio Cajander dijo...

A mi me gustan los trenes !!! ;-)

Campurriana dijo...

Amio, lo cierto es que no saber el destino a veces puede llegar a ser muy emocionante...
:)

Julio dijo...

Hola, Campu

Llevo bastantes años montado en este tren. He visto bastantes ciudades, he conocido muchas gentes, algunas excelentes, otras muy buenas, bastantes buenas, sin más, algunas indiferentes...Si las habido malas, no lo he tenido en cuenta.

El tren ha rodado a distintas velocidades, unas tan lentas, al principio, que al mirarlas ahora me parecían que iban mucho más despacio. Desde hace poco, he empezado a sentir que ha acelerado la marcha de verdad y hasta pienso, de vez en cuando, en la estación término, sin acabar de creerlo.

Empiezo a pensar de verdad que todos llegaremos a nuestra estación de destino, pero sigo viviendo como si este viaje no tuviera fin. Me pregunto si es miedo o simplemente que prefiero no enterarme. Sin embargo, soy consciente que no debo demorar el hacer frente a esa realidad. Quizá sería una forma de aprovechar mejor el tramo de cada día. No estaría de más ponerse a la tarea.

Gracias a ti y a tu amigo, por habérmelo recordado. He sacado del bolsillo mi 'billete', y he visto de verdad que sólo pone "IDA". No dice nada de 'vuelta'.

Campurriana dijo...

Julio, me han impresionado tus palabras. Creo que, aunque la entrada ha quedado un tanto tristona, este viaje hay que verlo como un camino de aprendizajes, de decepciones, de alegrías, de experiencias, de personas que realmente merece la pena conocer y, como bien dices, otras que no merece la pena ni dedicarles un segundo de meditación. Quería añadir que los trayectos pueden ser varios y con nuestras decisiones cambiaremos los rumbos. Algunos rumbos es importante tener claro que no se deben tomar nunca. Otros, sólo los sabremos cuando veamos el paisaje que los decora y siempre estaremos a tiempo para girar el volante si lo que observamos no nos gusta. Lo importante es tener claro cuál es el verdadero sentido de nuestra existencia y disfrutar de los instantes de cada día que nos hacen ser felices casi sin darnos cuenta.

¿Para qué pensar más?

Por cierto, decía una señora que conozco que no se debe de estar mal por allí si nadie ha regresado...
:)

Campurriana dijo...

Por cierto, me toca ahora escribir a manos las postales navideñas...

Julio dijo...

En efecto, Campu. No creo que la entrada sea tristona, si nos ayuda a ver que cada día nuevo está para vivirlo más intensamente. Tratando de disfrutar de cada instante, sacando las lecciones consiguientes si las cosas se nos tuercen.

Precisamente, estaba leyendo un libro en el que se comentaba cuántas horas perdemos empecinándonos en pensar en el pasado o en el futuro y no VIVIR de verdad el 'Presente' que es lo único que realmente nos pertenece.

Nada es triste si sabemos mirar y sacar provecho de lo que nos pasa.

(¡Buffff! Cuando el Náufrago se pone a 'filosofar'... es mejor cortarle un poquito y decirle: "Vale, tío, que ya nos hemos enterao") DOUCE

Sigue con tus postales:-)

Campurriana dijo...

Puedes filosofar lo que quieras, Náufrago. Ya sabes que en este saloncito las palabras siempre son bienvenidas. Casi siempre, claro...

Sigo con mis postalitas.

Sylvia Otero dijo...

Qué podría agregar a tantas sabias reflexiones ....

Y si, además, cumplís años el 27 de diciembre como yo!!

SOCORROOO!!

Campurriana dijo...

Felicidades entonces por partida doble, Sylvia.
Seguro que podrías añadir un montón de cosas...

rc dijo...

Bonito post nostálgico, pero así es, un sube y baja, un viaje a Itaca. Sd2s.

campu dijo...

Saludos para ti también, rc. Feliz año.