28 de julio de 2015

De terrazas de verano...




Mientras existan terrazas de verano, existirá esperanza.


9 comentarios:

Pedro Ojeda Escudero dijo...

y solanas en invierno
Besos.

Ripley dijo...

pensé que ibas a recordar a José Sazatornil "Saza" de quien solo se pueden decir cosas buenas en lo artístico y en lo humano. Que descanse en la paz de Dios, se lo ha ganado.

Ripley dijo...

Mientras existan terrazas de verano si no se cambia la ley, los ayuntamientos se seguirán llenando los bolsillos, ¿esperanza? ¿que esperanza?, ¿para quienes?. Y sí, es cierto, no se leer entre líneas o no me apetece o no tengo cuerpo. Tanto da.

La esperanza es entre alguna otra cosilla nada menos que aquello que nos mantiene vivos porque la esperanza, dicen, es lo último que se pierde.

Juan Carlos dijo...

Eso será por el norte porque En Madrid y más al sur pararse en una terraza es hacer oposiciones a morir deshidratado. Mejor, barra con aire acondicionado.
Salu2

Campurriana Campu dijo...

Ripley, estoy sin PC de sobremesa desde hace ya algún tiempo y me cuesta escribir con tableta. He recordado a Saza. ¿Cómo no recordarlo? Tendrá una despedida en este saloncito. Una lástima...ya no queda ninguno...de esa generación de actores tan maravillosos y tan especiales.


Esta entrada nació de mi ilusión de verano, una de mis ilusiones...esas terrazas de Galicia que apenas podemos pisar el resto del año. Una sensación tan placentera que apenas la puedo describir con palabras...las noches cálidas, las cervezas frescas, en compañía o en soledad deseada...

Y pensar que una mujer antes no podía entrar en un bar...ni sola ni acompañada. Lo pensaba el otro día saboreando mi caña de cerveza...

Sí, Pedro. Solanas en invierno :)

Un abrazo a todos.



Douce y el Náufrago dijo...

Hola Campu

Aprovecha tus terrazas veraniegas, es buena tierra. Don N., por ciertas 'sorderas' no lo frecuenta. Hace paseos nocturnos con Berta que son muy 'frescos' y baratos.

Feliz verano que las terrazas de otoño no vienen tan frescos

Campurriana Campu dijo...

Nau, esos paseos frescos del verano...
Las terrazas de otoño, desde luego, vienen cargadas de intenciones electorales. Aprovechemos estos días entonces. Este año tengo más ganas de vacaciones, si cabe.

Myriam dijo...

Siempre.

Campurriana Campu dijo...

Son una delicia, Myriam. Gracias por tu visita. No sé por qué motivo extraño, tus comentarios no me aparecen en la cuenta de correo. Me aparecen en la plataforma de Blogger. Don Google sabrá...