2 de noviembre de 2017

A veces, perderse es el mejor lugar para encontrarse...


Permitidme estas fotos imperfectas.
Permitidme el sabor a sal de los ojos que susurran frágiles esperanzas.
Permitidme desaliento cuando el horizonte se vislumbra a lo lejos.





8 comentarios:

VENTANA DE FOTO dijo...

Y has vuelto de nuevo, para que te pidamos encontrar en medio de ese bello paisaje.

Besos

Campurriana Campu dijo...

Si uno no se encuentra en medio de tan bella naturaleza, es que no se encuentra en ningún sitio. Aunque, a veces, no son los lugares sino las mentes, la fuerza que guardamos en nuestro interior.

Encantada de verte, Ventana.

El tejón dijo...

Aunque los tiempos sean inciertos hemos de seguir caminando en busca de ese horizonte, claro, limpio, despejado.
Un saludo.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Siempre.

Pilar Cárdenes dijo...

Faltaría más!

Un abrazo

Campurriana Campu dijo...

Tejón, hay que seguir luchando siempre. Siempre.
Hoy he escuchado en un programa de radio algo tan cierto...
No podemos cambiar lo que sucede a nuestro alrededor. Podemos cambiar nuestra actitud ante lo que sucede.

Pedro, a medida que pasa la vida, voy aprendiendo a digerirla. Todos vamos aprendiendo a ver cada vez más gamas de grises entre el negro y el blanco.

Gracias, Pilar. ¡No esperaba menos! jaja

esteban lob dijo...

Con esa belleza de paisaje es difícil ser pesimista, Campurriana.

Un beso.

Campurriana Campu dijo...

Esteban, el paisaje, pienso, lo creamos nosotros con nuestro estado de ánimo. Sin duda, los paisajes ayudan...pero sólo eso. Es verdad, a veces ese "sólo" es tanto...
Estoy por tocar las naricillas :)